//
estás leyendo...
Economía Ecuatoriana

Hay que avanzar aún más

El Gobierno anunció una serie de medidas de política económica conducentes a fomentar la reactivación económica, en un ambiente todavía latente de crisis económica internacional, y aumentar la presión fiscal.
Con relación al primer aspecto, las medidas encaminadas a controlar los desequilibrios de balanza de pagos como el incremento del Impuesto a la Salida de Divisas son acertadas para evitar que capitales golondrinas entren y salgan del país causando inestabilidad, sobre todo al sistema financiero. Vale la pena recordar que gran parte de las causas de las recurrentes crisis financieras de la década de los 90, como la asiática, se debieron al descontrol y libre movilidad de los flujos financieros que causaron desajustes en las cuentas corrientes de los países. Además, es necesario limitar la tendencia desmedida que tiene el país a importar. Sin duda, el ISD va a encarecer las importaciones pero, principalmente, de productos suntuarios y los que vienen a competir con la industria nacional.

“El incremento del Impuesto a la
Salida de Divisas evita los capitales golondrinas…”

La repatriación del ahorro nacional, tanto público como privado, es indispensable para que estos recursos dinamicen la economía interna a través del crédito y no estén financiando a las economías extranjeras. A junio de este año los activos externos netos del sistema financiero y la reserva internacional llegaron a 7.932 millones de dólares.
Con relación al segundo aspecto, las reformas tributarias planteadas están encauzadas hacia el aumento de la presión fiscal del sector público en aras de tener un Estado con mayor capacidad recaudatoria para instrumentar una política de gastos más amplia, que permita disminuir la dependencia de los ingresos provenientes de la explotación de los recursos naturales. De esta manera, se podría disponer de un Estado más fuerte, y que pueda asumir un papel más efectivo de redistribución y alentar el Buen Vivir de todos los habitantes del país. El Ecuador ocupa uno de los puestos más bajos en toda América Latina, en el año 2008 alcanzó un valor de su presión fiscal de 12,9%, lejos de la media latinoamericana (18,6%, según la CEPAL).
Se evidencia en la reforma propuesta un mayor peso a las recaudaciones por impuestos directos, como el impuesto a la renta que permite un sistema mucho más progresivo. Aquí se plantea incluir dentro de la renta global los ingresos recibidos por concepto de dividendos (ganancias) y el anticipo mínimo del impuesto a la renta para las empresas, procurando con este último minimizar la evasión tributaria. Otra parte de las medidas planteadas busca dar incentivos al sector productivo y estimular la demanda interna de los hogares.
Hay que avanzar aún más en acciones de política económica, entre ellas mayor firmeza en la regulación a la banca privada para que cumpla su rol en el desarrollo del país de canalizar el ahorro a la inversión y no restrinja el crédito como ha sucedido durante el primer semestre de este año. Y en la política tributaria todavía quedan retos pendientes como un mayor énfasis en la aplicación progresiva de impuestos directos -más redistributivos- que impuestos indirectos, una mejor focalización del gasto tributario en términos de equidad y una mayor lucha contra la evasión.

r lucha contra la evasión.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: