//
estás leyendo...
Editorialistas de Ecuador

La crisis

 

Por Francisco Rosales Ramos

rosales@hoy.com.ec

Las autoridades sostienen que al Ecuador le ha impactado la crisis por tres vías principales: caída del precio del petróleo, reducción de las remesas de los migrantes y dolarización que implica rigidez, pero que el manejo ha sido tan inteligente y bien diseñado que apenas se sienten sus estragos.

En verdad que todavía en el Ecuador no se han producido los efectos devastadores del empleo y de la enorme contracción del consumo, como acusan los Estados Unidos, los países de la Unión Europea, algunos asiáticos, Rusia y otros países de Europa del Este. Es conocido que en el Ecuador los efectos de los fenómenos mundiales se sienten con bastante retardo, pero hay que hacer votos porque no se sienta la crisis con la magnitud que azota en otras latitudes. Por ejemplo, en España, el desempleo ha llegado a niveles inéditos -alrededor de 4 millones de parados- y la tendencia continúa. En los Estados Unidos, la industria automotriz se ha contraído en alrededor del 48% con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo. En Europa, esa cifra llega al 25% y, en casi todo el mundo, los Gobiernos se han visto en la necesidad de aplicar enormes paquetes de rescate para evitar el colapso de sus economías.

En el Ecuador, efectivamente el precio promedio del crudo se derrumbó de $ 117,36 de junio a $26,09 en diciembre de 2008 y $26,79 en enero de 2009. Pero así y todo, el precio promedio de 2008 llegó a $83 frente a $60 en 2007, $50 en 2006, $25 en 2003 y $19 en 2001. De tal manera que, aún con la reducción del precio del crudo, el Gobierno ha recibido ingresos que significan el doble de lo percibido en 2005 y cuatro veces el precio de 2001. Y en marzo, los precios giran alrededor de $45. De manera que, si bien no se mantienen inéditos de 2008, el petróleo sigue siendo el principal ingreso por exportaciones y la mayor fuente de recursos fiscales. Respecto de las remesas, efectivamente, estas han disminuido de $3 088 millones a $2 821 millones entre 2007 y 2008. Y las proyecciones para 2009 no son mejores en función de la crisis que afecta a los países de destino de los migrantes ecuatorianos: los EEUU, España, Italia y otros de la Unión Europea. También ha influido una cierta desvalorización del euro frente al dólar estadounidense. Pero, aún con la reducción, lo que ha recibido el país durante 2008 rebasa con creces los valores de 2006 y 2005.

Por último, si bien la dolarización supone una rigidez en el manejo de la economía, ha traído consecuencias positivas relacionadas principalmente con la estabilidad y a una suerte de barrera de protección frente a los cambios e inestabilidad política. Recuérdese cómo en años anteriores a 2000 cualquier medida en el campo político o cualquier anuncio respecto a reformas legales económicas se reflejaba en marcados incrementos de la cotización del dólar en el mercado local, con todas sus consecuencias.

En definitiva, la economía ecuatoriana, tanto como la mundial, necesita adecuarse a un nuevo nivel más acorde con sus reales posibilidades.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: