//
estás leyendo...
José Samaniego Ponce

Reducir el gasto público

Por José Samaniego Ponce

samaniego@hoy.com.ec

Transcurrido el primer trimestre de 2009, los indicadores económicos demuestran la severidad con que la crisis internacional está afectando la economía ecuatoriana.

Las reservas internacionales (RILD) cayeron a $3 400 millones de un máximo de $6 500 millones al que llegó en el mes de septiembre de 2008, es decir han disminuido un 48%, casi a la mitad.

La balanza comercial de enero fue deficitaria en $500 millones, por una caída de las exportaciones totales y especialmente las petroleras (en 68%), pero también las de camarón, atún, pescado, cacao y sus elaborados, y otros productos industriales.

Las importaciones crecieron en enero en 4% respecto a igual mes del año anterior. Con esto, van cinco meses consecutivos de déficit para un acumulado de $2 200 millones de saldo negativo en el balance comercial.

Las remesas de los ecuatorianos en el exterior cayeron $270 millones en el año 2008, una reducción del 9% respecto a 2007, para llegar a los $2 800 millones.

A esta restricción en el frente externo por diferentes conceptos debe sumarse la casi inexistente inversión extranjera y la no menos severa limitación de fuentes de financiamiento en el exterior.

En el frente interno, por contrapartida, los primeros meses del año han evidenciado una caída de los depósitos en el sistema financiero en $435 millones y con corte al 4 de marzo, una reducción del crédito bancario en $220 millones.

El desempleo ha aumentado y los indicadores de producción demostrarían una clara contracción del aparato productivo respecto al último trimestre del año anterior.

Si bien la crisis se manifiesta ya con profundidad y velocidad, no todo es negativo. El precio del petróleo se ha estabilizado entre $40 y $50 por barril, un nivel que permite dar viabilidad a la economía ecuatoriana, si se controla la demanda.

Hay noticias auspiciosas en relación a la posible concesión de créditos externos por parte del FLAR, la CAF y el BID.

El Gobierno se ha visto obligado a conversar con los sectores productivos y financieros para buscar acciones mancomunadas que ayuden a paliar los efectos de la crisis y es de esperarse decisiones consensuadas en el corto plazo. De otra parte, el Gobierno ha reiterado su decisión (esta vez en palabras del propio presidente de la República) de defender la dolarización y esto ha tranquilizado, al menos temporalmente, el mercado.

Por último, estas últimas semanas parece que la crisis internacional ha amainado y los mercados han repuntado positivamente. Como dijo Vicente Albornoz en su artículo de los domingos, “estamos mal…pero no tan mal”.

Resta, eso sí urgentemente, que el Gobierno reduzca el gasto, sobre todo corriente que es en la actualidad el principal dinamizador de la demanda agregada de la economía y que creció en más del 50% en 2008.

Esto es consistente con un escenario defensa del esquema de dolarización en una coyuntura de oferta muy fuertemente limitada por la crisis. 

Hora GMT: 25/Marzo/2009 – 05:10

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: