//
estás leyendo...
Erika Silva

Balance económico del Gobierno

Erika Sylva Charvet
Columnista
esylva@telegrafo.com.ec
Un reciente análisis de coyuntura publicado por ILDIS-FLACSO (2009), permite poner en evidencia la falacia del discurso de la derecha en torno a la gestión económica del Gobierno de Rafael Correa. Sobre la base de datos estadísticos confiables, el estudio señala que 2008 fue “en general bueno para la economía ecuatoriana” pese a los efectos de la crisis. En efecto, el PIB creció al 5.3% respecto al 2007 destacándose el PIB no petrolero que trepó al 6.7%, gracias a la inversión pública realizada en reconstrucción vial, construcción de viviendas populares y en el área de energía, en donde se registró un aumento del potencial energético y una reducción de las importaciones desde Colombia debido a la recuperación de las centrales existentes y la incorporación al servicio de nuevas centrales de generación. Esta política ha significado la re-institucionalización de los sectores estratégicos, desestructurados y debilitados por las políticas neoliberales de desinversión y entrega a las transnacionales, por parte de aquellos mismos grupos que hoy critican a Correa por “gastar” los recursos.

“El balance con relación al Sector Público No Financiero también es positivo…”

El balance con relación al Sector Público No Financiero (SPNF) también es positivo. De sus ingresos en 2008, los no petroleros constituyeron el 52% del total, de los cuales los tributarios fueron mayoritarios (59%), constituyendo el 12.9% del PIB en el 2008, la cifra más alta desde 2001.  Con relación al gasto del SPNF el 69% se destinó a gastos corrientes  (sueldos-salarios, inversión social, defensa y seguridad) y el 30.5% restante a gasto de capital y préstamo neto que se incrementó en 126% respecto de 2007 debido a “la política intensiva de inversión pública para impulsar el crecimiento económico y generación de empleos”. Como resultado, el PIB per cápita se incrementó en 18% respecto de 2007, el salario real aumentó en un 8.5% y se redujo la pobreza y la extrema pobreza en un 7 y 8% respectivamente, en parte gracias a la política redistributiva vía Bono de Desarrollo Humano.

El análisis del comportamiento del crédito y la composición de las importaciones, da indicios de una reactivación del aparato productivo: un monto mayor de crédito se concentra crecientemente en plazos mayores, además de que hay un “fuerte incremento en las importaciones de bienes de equipo” que indicaría una inversión para el mejoramiento de las plantas empresariales. Resalta, adicionalmente, la buena salud del sistema financiero que en el 2008 obtuvo utilidades por 326,6 millones de dólares, superiores a las del 2007 “y su rentabilidad alcanzó el 25.2%”. Y para quienes dicen que la inversión extranjera directa (IED) ha “huido del país por la inseguridad jurídica”, cabe indicarles que la tendencia a su contracción, registrada desde el 2003, parece estar revirtiéndose, al registrarse “una entrada neta de IED de 510 millones de dólares hasta junio de 2008”.

Los datos demuestran que, a diferencia del discurso neoliberal que clama por la desinversión, es la política de inversión del gobierno de Correa la que está generando el crecimiento del país luego de varias décadas de estancamiento.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: