//
estás leyendo...
José Samaniego Ponce

Déficit gemelos

Por José Samaniego Ponce

jsamaniego@hoy.com.ec

El concepto de déficit gemelos en economía estuvo originalmente vinculado a explicar la fuerte correlación que existió entre el déficit fiscal y el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos que se evidenció en los Estados Unidos en las décadas de los setenta y ochenta. El concepto establece que un exceso del gasto público que genera un déficit en las cuentas fiscales, aumenta la demanda interna y esto genera un aumento de las importaciones que, paralelamente, produce un déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos de una economía. Baxter, Kim, Roubini y Cavallo son algunos de los autores que han escrito sobre este tema y que, en la actualidad, han ampliado el concepto de la simultaneidad de los déficit, sin que necesariamente se dé la relación de causalidad que establecía el concepto original. Incluso el concepto ha sido ampliado para analizar otros hechos económicos similares como una crisis bancaria y una crisis fiscal.

¿Vive el Ecuador un escenario de déficit gemelos? Parecería ser que sí, aunque esta opinión no la comparte necesariamente el Gobierno, pues el presidente de la República dijo, en una reciente entrevista este domingo, que existe un grave problema de restricción externa que requiere ser enfrentado, pero que no necesariamente se traduce en un problema fiscal de similar magnitud, porque este es manejable.

Las evidencias, por el momento, parecen confirmar que sí, que hay un déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos (principalmente causado por la disminución del precio del petróleo y de las remesas de los ecuatorianos en el exterior), que se está ampliando mes a mes y que esto repercute en una severa reducción de los ingresos del sector público (no necesariamente en la misma proporción) que generaría un déficit fiscal en este año, en ausencia de medidas correctivas, de alrededor del 4% del PIB, según la revista The Economist, muy similar al desbalance de la cuenta corriente.

La economía ecuatoriana, además de ser una de las más abiertas e integradas al mundo (y al decir esto se quiere profundizar la estrecha dependencia de nuestro país del mercado internacional), tiene la particularidad de que su principal fuente de ingresos externos en su mayor parte pertenece al Estado y por ello las finanzas públicas también tienen una alta dependencia del petróleo.

Es decir, la directa vinculación entre el mercado internacional, el déficit de balanza de pagos y el déficit fiscal es particularmente robusta en el Ecuador.

El problema externo se agrava más aun si a la restricción comercial se le suma la restricción en la cuenta de capitales de la balanza de pagos causada por la política confrontativa y virulenta del Gobierno con la comunidad financiera internacional y las empresas extranjeras proveedoras de inversión directa.

Y, de otra parte, si en el ámbito fiscal, a la restricción de los ingresos del sector público por la reducción de los precios del petróleo, se suma el aumento del gasto público que se ha acumulado en los dos últimos años, los déficit gemelos pueden resultar explosivos.

Hora GMT: 11/Marzo/2009 – 05:10

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: