//
estás leyendo...
José Samaniego Ponce

Economía mundial tiembla

Por José Samaniego Ponce

samaniego@hoy.com.ec

Las bolsas de todo el mundo han vivido estos últimos días las peores jornadas en mucho tiempo, lo que refleja la profundidad y extensión de la crisis. En el caso particular de los Estados Unidos, el Dow Jones disminuyó por debajo de 7 000, lo que significa que, en promedio, el valor de las mayores empresas de ese país ha disminuido a menos de la mitad desde septiembre de 2007. Esto probablemente es extensivo a casi todas las empresas privadas de ese país, con contadas excepciones.

El comportamiento de la bolsa obedeció a la publicación de las estadísticas del PIB norteamericano que cayó en el cuarto trimestre de 2009 en 6,2%, a la percepción de que el paquete de ayuda de $850 billones propuesto por el presidente Obama es insuficiente y porque varias empresas financieras (bancos y compañías de seguros) volvieron a enfrentar problemas de liquidez y urgentes necesidades de capital para compensar las pérdidas registradas.

El famoso financista norteamericano Warren Buffet, respetado por su perspicaz olfato económico y por su gran percepción en el manejo de inversiones, dijo el lunes que “la economía está en ruinas” y que de esta crisis no se saldrá sino bien entrado el año 2010. “Hay un pánico generalizado entre los inversionistas”, reconoció otro analista de Wall Street, y la gente está dispuesta a pagar lo que sea por un seguro que proteja sus inversiones.

El lunes fue un día negro porque, a la caída de las bolsas en todo el mundo, que fluctuó entre el 4% y el 7%, se sumaron muy malas noticias: la pérdida de la más grande aseguradora AIG por $60 000 millones, solamente en el cuarto trimestre de 2008; el anuncio del HSBC (el banco inglés que es el más grande del mundo) de que requiere levantar capital por al menos $12 000 millones; la propuesta del Citi para convertir las acciones preferentes del Gobierno en acciones comunes; las pérdidas del 10% en el valor de las acciones registradas por la Exxon-Mobil, la mayor empresa petrolera; la igualmente dramática caída del valor de General Electric o la de Caterpillar.

Pero la situación no es diferente en el resto del mundo y especialmente en Europa, pues es evidente que la crisis es como un virus que, en ausencia de antídotos, se expande a una velocidad impensable en un cuerpo que está enfermo, débil y sin defensas.

El Banco de Inglaterra terminó nacionalizando el famoso Bank of Scotland; Alemania anunció que su economía cayó 2,1% y la burbuja inmobiliaria está provocando graves problemas en el sistema financiero; en el Japón, las exportaciones se redujeron en más del 40% en una economía que vive de sus ventas al resto del mundo; en Australia, lo hicieron en 17%; mientras que en Rusia, las reservas cayeron en 36% y el crecimiento de la economía se redujo por primera vez en 10 años, y otros países como Irlanda, Grecia y Ucrania revelan signos dramáticos de caída en su producción.

Mal hicimos en pensar que durante 2008 había pasado lo peor de la crisis. Esta se viene con mayor fuerza en 2009 y se va a generalizar a una velocidad impredecible.

Debemos prepararnos para días muy difíciles para la economía ecuatoriana…

Hora GMT: 04/Marzo/2009 – 05:09

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: