//
estás leyendo...
Walter Spurrier Baquerizo

Reformas en Ecuador

Walter Spurrier

Hace un mes EL UNIVERSO trajo varias entregas del informe Wood Mackenzie sobre Petroecuador. Tengo la expectativa que a diferencia de sus predecesores, este informe no quede en letra muerta.

El presidente Correa cree en una economía en que el Estado se reserva las
principales actividades económicas, siendo la petrolera la más estratégica.
El contexto es que los intentos de privatizar de los últimos 25 años fracasaron porque un gran segmento de la población preferiría una economía mixta, de Estado y empresa privada.

Que el Estado se reserve el sector petrolero no es viable sin que haya una drástica reestructuración en Petroecuador. No conozco el informe Wood Mackenzie más allá de los reportes de prensa, pero probablemente en detalle, dice lo obvio: un exceso de personal administrativo, sumamente bien remunerado y que no rinde cuentas.

Petroecuador es un gran hoyo negro, que consume mucho y agrega poco valor al crudo que administra. El presupuesto de gasto operativo para este año es de 2 mil millones de dólares, con 5.949 empleados, casi dos mil más de los que dejó Gustavo Noboa en enero de 2003.

En estos seis años en que se aumentaron dos mil empleados, la producción de Petroproducción ha caído 32 mil barriles diarios (pero la producción de combustibles sí subió).

Como este Gobierno, a diferencia de sus antecesores, se propone mantener y fortalecer la empresa estatal, le ha destinado gran cantidad de fondos para que invierta. En este propósito se ha visto favorecido por el alto precio del petróleo. La gran inversión ha permitido detener la caída en la producción, pero a un costo elevado y sin asegurar una mejor explotación de los yacimientos.

Lo que se ha logrado es hacer más pozos en los mismos campos en declinación, en lugar de aplicar tecnología más moderna para logar extraer una proporción mayor del crudo que contienen los yacimientos.

Petroecuador solicitó un presupuesto de inversión, no solo en producción sino también en transporte, refinación y comercialización, de dos mil millones de dólares para 2009. El estudio de Wood Mackenzie sugiere una inversión de seis mil millones de dólares anuales hasta 2012 para convertir a Petroecuador en una verdadera empresa petrolera.

Pero con la caída de los precios del petróleo, esto no es posible. En lugar de triplicar el presupuesto de inversión a seis mil millones de dólares como sugiere la consultora, se lo reduce a la mitad: mil millones de dólares.

Con mil millones de dólares Petroproducción deberá devolver algunas de las plataformas de perforación, y no podrá mantener la producción.

Unido a esto se encuentra la gran conflictividad en las relaciones con las petroleras extranjeras. Bajo el gobierno anterior se declaró caducado al contrato con Occidental, y se habla de coactiva para los activos de Repsol y Perenco. Para superar el conflicto con Repsol ha tenido que venir el canciller español. Con lo cual no ha habido ni habrá inversión privada, y este año caerá la producción petrolera.

A todas luces, la reestructuración no podrá hacerse según el cronograma por falta de dinero. Pero el Presidente debe perseverar en llevar adelante las reformas de menor costo, y sobre todo convertir a la empresa petrolera de botín de intereses creados en servidora de los intereses nacionales.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: