//
estás leyendo...
Economía Española

La economía española entra en recesión por la caída del consumo

El Banco de España calcula que el PIB ha caído un 0,8% en el cuarto trimestre de 2008 y advierte de que “es difícil” que se recupere la demanda interna pese a las medidas

La inercia de los primeros meses del año ha permitido a España crecer un 1,1% en el conjunto de 2008, aunque su deterioro económico se ha acentuado con fuerza en el cuarto trimestre por el agravamiento de la crisis financiera, lo que ha llevado al PIB a precipitar su caída hasta un 0,8% interanual. Esta es la conclusión que el Banco de España ha hecho pública hoy en su último boletín y en la que confirma que la economía española ya está en recesión por primera vez desde la crisis de 1993 tras ceder un 0,24% entre julio y septiembre. Además, las perspectivas para el futuro no son buenas ya que el FMI ha adelantado hoy que esta desaceleración alcanzará el 1,7% este año, siete décimas más que su anterior proyección.

De hecho, el descenso intertrimestral del PIB ha sido aún más marcado que el interanual, del 1,1%, debido a una fuerte caída de la demanda interna -consumo e inversión-, del 2,4%, que no pudo compensar el sector exterior con su aportación positiva de 1,7 puntos. Este retroceso, sumado a la contracción del 0,2% del periodo anterior cumple con los requisitos técnicos para asegurar que España ya está en recesión, tal y como admitió el propio Gobierno, de dos trimestres consecutivos a la baja. Aunque le costó admitirlo.

Entre las principales víctimas de este deterioro destaca el empleo, que ha caído en tres meses el 3% debido al descenso de la actividad en todos los sectores excepto en los servicios. La culpa, según el Banco de España, la tiene el consumo de los hogares -que representa el 56% del conjunto del Producto Interior Bruto-, que se ha situado como el componente de la economía española que más ha contribuido a la desaceleración de 2008, por encima incluso del peso que tuvo el deterioro de la inversión residencial. En el tercer trimestre, este apartado cayó ya un 1% por primera vez en 15 años.

Así, el documento señala que la desconfianza se ha agravado en los últimos meses del año por las convulsiones financieras, la caída del empleo y el endurecimiento del crédito, lo que ha llevado a los hogares españoles a retrasar sus decisiones de gasto, aunque ha mejorado su tasa de ahorro (en el 11,9% en el tercer trimestre). Cabe destacar el cada vez mayor deterioro de la inversión residencial, que ha llegado a caer hasta un 20%, influida por las peores condiciones de financiación, el clima de incertidumbre y el descenso que han iniciado los precios de la vivienda.

Empuje de la Administración

También ha seguido retrocediendo la inversión en bienes de equipo, que ha caído un 7%. Sólo las Administraciones Públicas contribuyeron a sostener el gasto en el conjunto del año pasado, al aumentarlo el 5%. De este lado, el organismo supervisor espera que la bajada de los tipos de interés y de la inflación, así como las medidas adoptadas para atajar la crisis y una eventual superación de las tensiones financieras “alivien” de algún modo la caída, aunque reconoce que es difícil que se recupere la demanda interna dado el “clima recesivo” de la economía mundial.

Por eso cree que ahora adquiriría “gran trascendencia” el avance de las reformas económicas para mejorar el mercado de trabajo, fomentar el “necesario relevo” entre las distintas ramas productivas y aumentar la productividad a largo plazo para recuperar cuanto antes el crecimiento potencial de la economía.

En el boletín, el Banco de España muestra un cuadro económico para el conjunto de 2008 más pesimista que el que presentó el Gobierno el 16 de enero. Así, calcula un crecimiento anual inferior en una décima al del Ejecutivo (del 1,2%) y señala que el empleo cayó el 0,5% en el conjunto del ejercicio, una décima más de lo que estimó el Gobierno, y la tasa media de paro fue del 11,3% (dos décimas más).

Avance de la productividad

En el caso de la productividad, el Banco de España es más optimista que el Gobierno y cree que mejoró el 1,7% (frente al 1,6%). Para el organismo, la demanda interna fue más débil y sólo evolucionó cuatro décimas en 2008 (siete según el Ejecutivo) y el sector exterior tuvo su primera aportación positiva al crecimiento desde 1997, de siete décimas, en este caso una más de las que calculó Economía.

Por otra parte, el Banco de España advierte de que el riesgo de una prolongada recesión mundial cambiará algunos desequilibrios globales, como el que supone que las economías emergentes financien con su superávit público el déficit de los países más desarrollados.
Los bancos y cajas endurecen las condiciones en sus créditos

El Banco de España ha advertido hoy de que los bancos y las cajas de ahorros han endurecido las condiciones para conceder créditos a familias y empresas, con exigencias de mayores garantías o de plazo, según figura en el último boletín del organismo. “La información más reciente sobre el resto de condiciones crediticias distintas al tipo de interés sugiere que éstas han tendido a hacerse más exigentes”, sostiene el instituto emisor que preside Miguel Angel Fernández Ordóñez.

Los últimos datos de la Encuesta Sobre Préstamos Bancarios, agrega, ya ponían de manifiesto que las entidades financieras anticipaban en los últimos meses de 2008 que seguirían endureciendo los criterios de concesión de préstamos, afirma.

El Banco de España considera que las medidas adoptadas por los gobiernos europeos en apoyo de sus sistemas financieros correspondientes para paliar los efectos negativos de las turbulencias financieras han contribuido a frenar el deterioro de los indicadores de tensión. No obstante, el organismo resalta que no se ha superado “la gran fragilidad” que sigue prevaleciendo, en un contexto todavía dominado por la incertidumbre, la volatilidad de los mercados y la “elevada aversión al riesgo”, que mantienen “unas condiciones de financiación de carácter restrictivo”.

Por otro lado, aunque constata la persistencia de tensiones en el mercado interbancario, ya que el diferencial entre el Euríbor y el coste de las operaciones de financiación que cuenta con garantías continuaba en niveles muy elevados a finales de 2008, el instituto emisor cree que se encamina hacia una reducción.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: