//
estás leyendo...
Política

Correa y Lasso

Xavier Zavala Egas

Sorpresivamente surge en el escenario y sin ningún guiño previo la posible candidatura presidencial de Guillermo Lasso. Antecedentes que revelen interés por el ejercicio político en general de este precandidato sí han existido y varios, gobiernos como el de Mahuad y Lucio fueron receptores de sus ejecutorias, así como también el apoyo otorgado a la labor municipal de Jaime Nebot. En todo caso, es un hombre con cierto grado de conocimiento público que no necesariamente significa aceptación, proveniente de un sector de los más estigmatizados en el país como es la banca, pudiésemos tildarlo de liberal política y económicamente, con identidad propia que lo aleja del dogmatismo político pero, además, miembro del Opus Dei que lo ubica en otro tipo de infalibilidad.

Si lo vemos desde el balcón de Correa es el candidato ideal a enfrentar, socialmente personifica al pelucón blanquito y aniñado conforme a la jerga política, de oficio banquero que lo hace delincuente de cuello blanco en el argot popular, y finalmente, es miembro del movimiento más elitista de la Iglesia católica. Lo que supuestamente simboliza el nombre de Guillermo Lasso no ha sido desmentido ni confirmado en sus acciones públicas, simplemente se ha manifestado como un hombre amante de la democracia, tolerante y, efectivamente, firme en sus convicciones y decisiones.

Intelectualmente es un hombre sólido y serio lo que, indiscutiblemente pudiera elevar el nivel del debate en la próxima contienda electoral, pero pienso que tiene pocos metros de espacio que ocupar con lo que sería su probable discurso, atendiendo sus antecedentes. El 70% de la arena política es adecuado y apto para la misma tendencia pero con diferente personaje, es decir, la gran mayoría del país no va a discutir un cambio en la línea de acción del próximo gobierno, el tinte social seguirá impregnando el mensaje triunfador y lo que discutirá, esencialmente, es continuar con el proceso de cambio con Correa o sin este. Por ello es que el candidato a tomar en serio debería salir de la misma tendencia y, obviamente, ni de lejos sería Guillermo Lasso.

No creo que la consideración de una eventual victoria electoral sea la única que provoque el nacimiento de candidaturas, existen otras como las de ocupar un espacio por obligación bajo el riesgo de perderlo, como ocurre con los socialcristianos. También, propiciar una candidatura de nivel presidencial que termine halando a las otras menores de asambleístas y demás. Lanzar un candidato ahora contra Correa, posicionarlo y preparar el terreno con algo más de oportunidad para enfrentar la futura reelección de Correa. En fin, la política vive con mucho de especulación u oportunidades proyectadas, y alguna de estas razones son las que pudieran sustentar eventuales nominaciones como las de Martha Roldós o Guillermo Lasso en el proceso electoral que se avecina, pero, definitivamente, pensar en una victoria es una locura. El natural desgaste, eventuales errores, divisiones internas, casos de corrupción o excesos presidenciales, abonarían el terreno político contra Rafael Correa en su reelección, si se busca actualmente la pelea cualquier consideración es acertada salvo la posibilidad de ganar.

Finalmente, si la derecha política del país busca reorganizarse, revisar sus cuadros y propuestas y ganar esencia y seriedad, Guillermo Lasso es un buen nombre. Creo que los sondeos deben ser favorables bajo esta perspectiva, tanto más que la orfandad a tal nivel es clamorosa. No hay quién asuma tal liderazgo y que ha sido reclamado reiteradamente. Lasso no es hombre de partido, tiene experiencia y es formado intelectualmente, todo está en que logre provocar consensos a su alrededor con una plataforma vendible. Claro, esas son sus virtudes y ventajas para asumir liderazgo en su parcela, el problema está en que supere sus defectos políticos y llegue a la gran masa por encima de su oficio y tendencia, lo que se verá en lo posterior. A lo mejor tenemos candidatos de izquierda, derecha y centro, como Correa, Lasso y Roldós, respectivamente, buen debate pero ninguna duda en el triunfador.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: