//
estás leyendo...
Euro

La fortaleza de una unión atacada

Es fácil comprender por qué se habla cada vez más de que la moneda única europea está dividida por la crisis económica. La política monetaria de la zona euro es relativamente rígida. Lo mismo se puede decir de la política presupuestaria alemana, la economía de mayor tamaño y la más fuerte. Como consecuencia de ello, el euro se ha mantenido relativamente fuerte. Y no es de extrañar que las economías más débiles de la zona euro -España, Irlanda, Italia, Portugal y Grecia- se estén resintiendo. En España, el desempleo alcanza ya el 13,9% de la población activa.

Ojalá pudieran volver a la peseta, la libra irlandesa, la lira, el escudo y el dracma, podría pensarse. En los “buenos” tiempos pasados, cuando estas economías tenían dificultades, dejaban que su moneda se devaluase, dando a su industria nacional espacio para respirar. No estaban ceñidos a una política monetaria que es igual para todos, pero que parece más adaptada a las necesidades de Alemania.

Esa idea es seductora pero falaz. Las economías débiles de la zona euro están ahogadas en deudas. En el caso de Italia y en el de Grecia, la deuda estatal ronda el 100% del PIB. En España e Irlanda, que tenían una liquidez basada en la fiebre compradora inmobiliaria, el que debe es el sector privado. Y, por supuesto, está la deuda de los bancos.

La mayor parte de estas deudas está adquirida en euros, no en pesetas ni en libras irlandesas. Si un país abandonase la moneda única, el valor de su nueva divisa caería, quizá, en torno a un 30% o un 50%. Aunque eso supondría un indudable estímulo para los exportadores en un primer momento, el valor de sus deudas una vez trasladadas a la nueva moneda devaluada se dispararía. Los gobiernos, los prestatarios del sector privado y los bancos se verían prácticamente incapaces de pagar las deudas adquiridas en la “moneda fuerte”. El resultado final sería probablemente la quiebra de todos los agentes, un destino mucho peor que la crisis actual.

Los políticos pueden, desde luego, equivocarse. Pero salirse del euro sería un error tan garrafal que seguramente hasta los populistas lo evitarán. –

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “La fortaleza de una unión atacada

  1. DE LA PESETA AL EURO… ¿Y DEL EURO A LA PESETA?

    Rafael del Barco Carreras

    El EURO no se inició con buen pie a nivel popular, a base de redondear precios la inflación alarmó a quienes vivían de esos productos y servicios que se redondeaban. No sería descabellado cifrar en un 10% ¡en cuatro meses! la real inflación para las clases bajas. Un verdadero atraco a los más débiles. En teoría “volver a la peseta” no provocaría “alarma social”, ¡de cosas peores se ha convencido al crédulo Pueblo!

    Mal inicio, sin que la Sociedad se apercibiera que España como unidad político-financiera estabilizaba sus desastrosas finanzas, con continuas devaluaciones de su moneda solucionadas con el ECU, el preeuro, y entraba a formar parte de la segunda potencia financiero industrial del Mundo. Nadie se concienciará que esa corrosiva moneda permite endeudarse al Sistema Financiero Español en cifras jamás imaginadas. Un Sistema muy peculiar, un oligopolio o cartel de no más de cinco miembros, BSCH, BBVA, CAIXA, Caja de Madrid y Banco de España, Estado. Y en apenas cinco años se crea una tan salvaje Burbuja Inmobiliaria y Pirámide Financiera que sus socios de aventura monetaria se horrorizan iniciando políticas de contención. Premisa europea, detener la locura española. Las cifras de deuda externa son alucinantes. Se ha construido mal y más que en Francia y Alemania juntas, y en comparación sobrepasando al propio EEUU no solo en construcción de viviendas, sino en hipotecas subprime o ninja, pisos de precio invendible, y fórmulas financieras de dudosa legitimidad, en particular en esos especiales y plúmbeos bancos llamados CAJAS Y CAIXAS, instrumentos en manos del Estado, o lo que es peor, de los políticos repartiéndose Poder y Dinero. Pero los acontecimientos en EEUU obligan a una reacción de choque emitiendo euros sin entrar en valoraciones de país por país.

    Ante la resistencia europea no es descabellado imaginar que se amenazara con salir de la moneda única. Se comentó en mucho web subvencionado. Casi un chantaje a los socios comunitarios que además son los principales acreedores. La Gran Crisis Española es una macro pirámide financiera donde si se detiene el endeudamiento estalla la burbuja, porque y además las inversiones, sector inmobiliario, se parecen más a un decorado, un bluff, que a un negocio rentable, o rectificable si solo se tratara de una superproducción que con el tiempo el mercado pueda absorber. No existe más política que emitir papel dinero, y si no se pueden emitir EUROS sin límite se deberán emitir PESETAS. Pero la jugada repite, vuelve a la garganta, los políticos de la EUROZONA ponen el grito en el cielo, y en el Parlamento Europeo se oye no solo lo de retirar los “fondos estructurales”, sino excluir al país tramposo y corrupto que amenaza a todo el Sistema. Un tema candente en la prensa e Internet europeos, y solo para especialistas en España, pues, ¡ésa es otra!, la Oposición y Prensa, forman parte del Sistema.

    El problema es de inicio, ya en la conversión de pesetas en euros, programada en cuatro meses, España dejaría muestra de su especial realidad e idiosincrasia, ¡y no solo en lo del redondeo y subida de precios! Al tiempo que los demás miembros, para descubrir la mayor cantidad posible de dinero negro, a partir del primer mes ordenaron el cambio a través de cuentas bancarias, en España se cambiaron por ventanilla y sin personalizar ingentes cantidades durante los cuatro meses del cambio. El País seguiría con el mayor porcentaje de dinero negro de la Unión, pero y además atrayendo capital ajeno. El mundo de la droga, economía sumergida, y delincuencia oficial, saldría reforzado, y con la estructura financiera engrasada y capitalizada para su próxima Gran Estafa Piramidal, la Burbuja Inmobiliaria Financiera. Donde en teoría desde hace casi treinta años no se puede sacar por ventanilla más de 3.000 euros, control absoluto con comunicación al Banco de España de todo movimiento en efectivo, el circulante de dinero negro, con de estrella el billete de 500 € que la mayoría de sus habitantes jamás han visto, suma tanto como el de los demás miembros de la Unión.

    El tema está servido, si la situación empeora y parece plausible que así sea con quiebras y paro incontenible, o nos echan del euro o nos tendremos que salir. Entre estas dos realidades surgirán grandes debates, donde oficialmente prevalecerá el interés de España en romper los corsés europeos, ¡de romperse!, que por el momento aguantan. Y de suceder, conociendo la voracidad de la clase político financiera y el inmenso déficit fiscal por gasto público, más pronto que tarde, la inflación tercermundista… o el Corralito Argentino.

    Publicado por Rafael del Barco Carreras | enero 26, 2009, 9:48 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: