//
estás leyendo...
Walter Spurrier Baquerizo

Guevarismo del Siglo XXI

El presidente Correa viajó a Cuba para coincidir con el quincuagésimo aniversario de la entrada de Fidel a La Habana. A Granma declaró que la revolución fue más fácil en Cuba que en Ecuador, ya que “La burguesía cubana se fue del país, los enemigos están fuera… En Ecuador, la burguesía se quedó adentro y trata de torpedear todos los procesos de cambio”: la prensa “llamada libre”, la dirigencia empresarial y “ciertos sectores de la Iglesia”.

“No es con más capitalismo, con más neoliberalismo, con más mercados” que se van a superar los problemas sociales, aseveró. Manifiesta su gran admiración por el Che: “Nuestra revolución ciudadana es… también Guevarista”. Una semana después, en su informe a la nación en el ‘Congresillo’, recurre a imágenes del Che.

Ciertamente el Che contribuyó mucho para que los “pelucones” cubanos se vayan de La Habana y no vuelvan más, eliminando el enemigo interno, enviado al paredón a los que se quedaban.

Esta autodefinición de guevarista y anticapitalista del Presidente contrasta con otras declaraciones de él dentro del país. A una pregunta nuestra, si él quería que las sociedades de capital privado abandonen sus nichos de producción para que lo llenen bien sea empresas estatales o entes de la “economía solidaria”, como cooperativas, comunas o asociaciones de pequeños productores, se manifestó sorprendido por nuestra pregunta, puesto que él respeta las iniciativas del capital privado.

Queda la duda si la novedosa invocación al guevarismo se debe más a un sinceramiento de su vocación marxista, o a la resurrección del mito con Benicio del Toro. Quizá a ambos.

Ciertas iniciativas del Presidente calzan con la visión que economistas marxistas serios (lo que excluye a Heinz Dieterich) tienen de la coyuntura internacional. Elaboremos tres:

1) La crisis financiera global se debe a la concentración del poder financiero en unos cuantos miles de grandes empresas que se quedan con todas las utilidades a expensas de miles de millones de habitantes de países pobres.

La moratoria de la deuda en los bonos globales decidida por el Gobierno nacional no tiene fundamento económico sino que es un acto de repudio al sistema financiero globalizado. También lo son el hincapié en el retiro de capitales nacionales de los bancos del Primer Mundo y la creación de una moneda sudamericana y el desagrado con la dolarización.

2) La necesidad de conformar un frente de países contrarios al sistema económico mundial capitalista encabezado por Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, como hicieron India, Egipto e Indonesia en los sesenta proponiendo una tercera vía, distinta al capitalismo y al socialismo soviético.
Hoy, además, los países periféricos están industrializándose, no como hace cuarenta años cuando estaban tecnológicamente atrasados, y tienen mejores capacidades de lograrlo.

Esto empata con el énfasis del presidente Correa de conformar una unión económica suramericana para reducir los lazos con las economías centrales, la alianza con Irán que por la búsqueda de armas atómicas es paria en el concierto de naciones, el rechazo al TLC.

3) Las élites de los países en desarrollo han perdido legitimidad por su adhesión al mundo capitalista.

Eso fue lo que dijo en La Habana.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: