//
estás leyendo...
Economía Ecuatoriana

La opción Yasuní-ITT requiere de tiempo

Para Robert Hofstede la opción Yasuní- ITT es una iniciativa que necesita tiempo, pero se puede tener éxito si está bien gestionada.

Robert Hofstede, doctor en Ecología Tropical y dirige el programa para Sudamérica de la UICN

Redacción Negocios

¿Por qué es tan difícil llevar a la práctica la opción de no explotar el crudo que está bajo la reserva natural Yasuní (Yasuní-ITT), pese a que el Gobierno dice que es tan atractiva?

Es una iniciativa innovadora, pero necesita tiempo. Sin embargo, se puede tener mucho éxito cuando está bien diseñada y hoy existe un equipo fuerte que está gestionando bien el tema.

Pero al principio parecía que los equipos no tenían claro cómo llevar a la práctica esta iniciativa…

No. Es un proceso en desarrollo, hay que validarlo continuamente con los intereses mundiales, hay que afinarlo y cuesta tiempo desarrollar un buen equipo con cuerpo y alma en el proceso.
¿Por qué está aquí?
Su trayectoria. Es holandés y doctor en ecología tropical. Dirige el programa para sudamérica de la Unión Internacional para la conservación de la Naturaleza (UICN).
Su punto de vista. La opción Yasuní- ITT es una iniciativa que necesita tiempo, pero se puede tener éxito si está bien gestionada.

¿Por qué es innovadora?

En este momento lo que está haciendo Ecuador es diseñar un mecanismo para poder emitir y negociar Certificados de Conservación Yasuní dentro de un mercado de reducción de emisiones, como existe en Europa, una especie de garantía de que el país no va a explotar el crudo de esa reserva a cambio de los recursos económicos.

¿Qué respuesta se puede tener a escala internacional, si todavía el Protocolo de Kyoto no ha validado este tipo de proyectos?

Hay que estar claros, está la Convención Marco de NN.UU. para el Cambio Climático, los países que firmaron esta convención dijeron que hay que hacer algo, este algo se hace por diferentes protocolos, uno de ellos es el de Kyoto, que es un reglamento de cómo los países pueden mitigar el cambio climático, una especie de caja de actividades. Hoy entre las acciones están la reforestación (plantar árboles) y reducción de emisiones, solo a través de proyectos industriales y energéticos para reducir las emisiones de CO2. El financiamiento de esos proyectos puede ser negociado con un país industrializado que necesita reducir su contaminación.

¿Qué sucede con el proyecto Yasuní-ITT?

Este año en Copenhague se inicia el debate para firmar un nuevo protocolo para después de 2012. Este incluirá temas de deforestación (no cortar árboles, por ejemplo, a cambio de certificados de carbono que pueden ser canjeados por dinero), puede ser que la propuesta de Ecuador de no explotar petróleo para evitar la contaminación se pueda incluir también, pero independientemente de eso no quiere decir que no exista un mercado ya. Antes de Kyoto se estaban comprando y negociando certificados de carbono, hay mecanismos afuera de los protocolos que han conseguido más recursos que aquellos que están bajo la sombrilla de Kyoto. Hay un montón de acuerdos voluntarios.

¿Y a ese mercado va a apuntar el país?

Sí, hay, por ejemplo, empresas privadas en EE.UU. que están plantando árboles en el trópico, pese a que EE.UU. no ratificó la Convención Macro, no están dentro de Kyoto, simplemente quieren hacer su aporte privado y ya.

Poner plazos para ir a la explotación del crudo que está en el Yasuní, cuando la comunidad internacional no responde, ¿en qué medida ayuda o perjudica a esta iniciativa de conservación ambiental?

Este es un tema que recae ya en la política del Gobierno, sobre el futuro del campo petrolero.

¿Qué hace falta para que la alternativa de no explotar el crudo del Yasuní funcione?

Ecuador tiene que diseñar un tipo de certificado que cumpla con todos los requisitos, es decir, que esté validado por una certificadora independiente, una garantía para que estos papeles puedan ser vendidos en el mercado internacional. Es un proceso lento, donde el país tiene que ser ingenioso para lograr captar el interés del mercado.

Pero ¿no cree que se avanza lento?

No, yo creo que es una propuesta que toma tiempo, porque somos un país que está intentando desarrollar su propio modelo para acceder al mercado de desarrollo limpio, más bien creo que hemos ido rápido en este proceso.

¿Qué resultados se tiene hasta ahora?

El Ecuador está reafirmando su posición de liderazgo en temas ambientales en la región, esto ayuda a que su nombre suene en todos los foros internacionales y hay elevada atención en Yasuní y en otras reservas similares. En el caso de Yasuní ya ha logrado financiamiento adicional de USD 10 millones de la comunidad internacional para los proyectos de conservación.

¿Llegarán resultados en los próximos seis meses, según el nuevo plazo del Régimen?

Crucemos los dedos…

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: