//
estás leyendo...
Economía Ecuatoriana

Qué es la economía social

Por Federico María Sanfelíu

Leo en El Ciervo, una revista catalana de pensamiento y cultura, de orientación social católica, un reportaje sobre un nuevo modo de organizar la empresa, más democrático y social, que está creciendo en España. Todo empezó en una fábrica cuyo dueño quería cerrar su empresa porque le iba mal y los trabajadores querían continuar. La empresa quebró, pero un grupo de trabajadores determinó reflotarla. Querían defender su puesto de trabajo. “Es todo lo que tiene un trabajador, su puesto”. Y se pusieron a ver cómo hacerlo. De ahí surgió una nueva empresa anónima laboral. Se constituyó con el aporte de 44 trabajadores-propietarios, todos a partes iguales. “El colectivo que sale es lo mejor”, explica uno de los socios fundadores: “Imagina que tengo una gripe. Si estoy solo, malo. Si estoy con otros tres, va mejor, alguno me cuidará. Pero si estoy con otros 12, seguro que habrá algún médico”. Llevando el ejemplo al mundo laboral aclara: “Si estoy en un colectivo y me equivoco, mi error quedará disimulado. Pero también tiene virtudes: las medallas, los éxitos, no son para mí, ¡son para la empresa!”. La organización empresarial que nació funciona así: se reúnen todos los socios-trabajadores una vez al año, como mínimo, para aprobar las cuentas y nombrar a la nueva junta rectora, formada por siete miembros y durante todo el año tienen la potestad de decisión. Establecen las políticas principales y nombran a un gerente, que ejecuta lo mandado. En el equilibrio entre la asamblea y la facultad de decidir por unos pocos está la clave. “Un empresario decide con su propio dinero; el gerente de una sociedad laboral, con el dinero de todos. Y si se van a pique, él también pues en esa sociedad el patrimonio es de todos”. En este tipo de organización, la diferencia de sueldo entre el mozo de almacén y el gerente es pequeña: de uno a cinco, a lo sumo. Si el mozo gana 800 euros, el gerente 3 000.

En el reportaje en que me inspiro, se insiste: es una empresa completamente normal. “Cada cual hace lo que puede y debe con un compromiso solidario: todos trabajamos para todos. Esto no es un cuento de hadas; hay dificultades, las relaciones humanas no son siempre fáciles, pero, eso sí, unidos, nadie nos tumbará”.

Las empresas pertenecientes a la economía social solucionan cuestiones sociales –salarios, horarios, cambios de responsabilidades- que ni las empresas públicas ni las privadas resolvieron satisfactoriamente. La economía social genera valor agregado y puestos de trabajo, funcionando de un modo distinto al sector público y al capitalista. En momentos como el nuestro, valdría la pena conocerla más y tratar de aplicarla.

sanfe@hoy.com.ec

Hora GMT: 12/Enero/2009 – 05:05

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: