//
estás leyendo...
Economía Mundial

LA TENTACIÓN PROTECCIONISTA

LA TENTACIÓN PROTECCIONISTA
Copiar esta noticia…
Eugenio Bregolat – 11/01/2009
A medida que la crisis vaya empeorando y el paro aumente, el proteccionismo se hará más popular
En mayo del pasado año, en las jornadas anuales del Círculo de Economía, en Sitges, Stephen Roach, vicepresidente de Morgan Stanley para Asia, dijo: “de noche no puedo dormir. Si ustedes supieran lo que yo sé, tampoco dormirían. Y lo que yo sé es que el Congreso americano va a cometer un error estratégico adoptando barreras proteccionistas contra China. Este es el principal riesgo para la economía mundial”. En tal caso, añadió Roach, China nos prestaría menos y podría deshacerse de sus dólares. El resultado sería el hundimiento de la divisa norteamericana, la subida de los tipos de interés y una recesión en EE. UU. y en el mundo entero. Esto fue hace un año y medio, en vísperas del estallido de la crisis subprime en EE. UU. Obama, en principio, parece tentado por el proteccionismo. Ya votó contra los acuerdos de libre comercio de EE. UU. con México y Canadá (NAFTA), con Colombia y Corea del Sur, y se ha mostrado partidario de renegociar el Nafta. Durante la campaña presidencial, Obama ha sido mucho más proteccionista que McCain, confirmando su trayectoria en el Senado: en relación con la legislación proteccionista que se les sometió, McCain votó en contra el 88% de los casos, cuando Obama sólo lo hizo el 39%. Sostiene Obama que el libre comercio sólo puede prosperar si los trabajadores consideran que sus intereses no se ven amenazados por él. Larry Summers, designado por Obama para dirigir el Consejo Nacional de Economía, y Paul Krugman, el reciente premio Nobel de economía, también han expresado su escepticismo en relación a los efectos de la globalización sobre la clase media norteamericana. En EE. UU., el porcentaje de ciudadanos que consideran que el libre comercio es bueno para el país descendió del 78% en 2002 al 53% en septiembre del año actual, y sigue cayendo. Es obvio que en una democracia la opinión mayoritaria no puede ser ignorada por los políticos, y esa opinión no hará más que endurecerse a medida que la economía se siga deteriorando y el paro aumente. …

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: