//
estás leyendo...
Mauricio Pozo

Perspectivas 2009

Por Mauricio Pozo Crespo

La semana pasada que coincide con la última de 2008 se describió el año que terminó con una tendencia acelerada al deterioro de los principales indicadores macroeconómicos. La crisis internacional, la baja del precio del petróleo y principalmente los errores del propio Gobierno en un manejo desordenado de la economía son los factores esenciales de un escenario complicado para este año 2009 que se acaba de iniciar. La caída de ingresos fiscales, básicamente por el bajo precio del petróleo y eventualmente una tendencia a recuperarse este año pero jamás a los niveles sobre los $80 el barril hacen previsible que se presenten serías restricciones de liquidez fiscal, con lo que el Gobierno tenderá a endeudarse por todas las fuentes que tenga acceso. Ya se ha mencionado al IESS como una fuente de recursos para el Fisco, lamentablemente, hay que decirlo, ¿porqué los inversionistas más seguros no invierten en papales del Estado? Seguramente porque ven una inversión riesgosa y, más aun, porque es impresentable invertir recursos del IESS en un Gobierno que no honra sus obligaciones. Que no cumpla con acreedores del exterior en nada garantiza que va a cumplir con acreedores nacionales.

De igual forma, los bancos privados han empezado a restringir los créditos, con lo que habrá menores recursos para financiar actividades y proyectos privados. Si a la economía entra menor cantidad de dólares, en un ambiente de incertidumbre, es una actitud lógica que el sistema financiero limite sus operaciones crediticias.

Esta menor cantidad de recursos se traducirá en menor consumo y menor inversión, con lo que la actividad económica será menor. Si el país habría ahorrado en épocas de abundancia para usar estos ahorros en los actuales momentos de escasez, habría podido sortear de mejor forma la crisis. Lamentablemente, estos errores de política económica se pagan y caro. Por ello se anticipa que el crecimiento económico del país en 2009 será similar al de 2007, es decir, alrededor del 3%, porcentaje cercano al crecimiento poblacional que no permite mejoras en términos de empleo y bienestar.

Podría existir una opción de administrar la crisis de mejor forma pero eso hace referencia a la rectificación de forma y de fondo que debe hacer el Gobierno. Retomar techos de gasto público, generar excedentes si estos se presentaren, concesionar los grandes proyectos de obra pública al sector privado para que el Estado no tenga que entregar los fondos que ya no tiene y levantar, aunque sea en forma gradual, los subsidios estatales, en especial los relativos a derivados del petróleo, son acciones de rectificación. Suena a ilusión en un año electoral. Si no se lo hace, la dolarización tiene los días contados. Sin poder imprimir dólares y sin atraer nuevos dólares o retener los que circulan en el país, este Régimen cambiario no va a funcionar.

mpozo@hoy.com.ec

Hora GMT: 05/Enero/2009 – 05:08

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: