//
estás leyendo...
Jorge Vivanco Mendieta

No pago, pero sí compro

Jorge Vivanco Mendieta

Como ecuatoriano, deseo sinceramente que el Gobierno pueda comprar en las mejores condiciones los bonos 2012 y 2030 de la deuda externa, como es su proyecto, para así aliviarnos de ese peso y salir del estado de quiebra en que caímos al declararnos en mora de esas acreencias externas. Ese es un objetivo nacional, cuya consecución es responsabilidad del Gobierno que se ha propuesto comprar (¿por qué llaman recomprar?) esos bonos, lo cual requiere aplicar una fina política de renegociación, que no la vemos por ninguna parte.

En primer lugar, el Gobierno al aceptar el informe sobre la deuda externa, documento que no pudo ser utilizado políticamente como era uno de sus principales objetivos, declaró la ilegitimidad y hasta la ilegalidad de esos bonos o parte de ellos, sin concretar a los que se refería. La pregunta surge espontánea: ¿cómo se quieren comprar bonos ilegales e ilegítimos? Esos, simplemente no deben pagarse, pues si se pagan, se reconoce su validez y se cae la tesis del gobierno.

Según vemos, se han puesto unilateralmente las condiciones si atendemos las declaraciones del Ministro Coordinador de la Política Económica Ec. Diego Borja: un descuento de “alrededor del 70%”, porcentaje que puede subir o bajar según el interés que demuestren los tenedores de los bonos, lo que constituye un cálculo casi infantil.

En todo caso, parece que ya están identificados los tenedores de los bonos, pues la ministra María Elsa Viteri anunció que se realizará con ellos una reunión.

Para comprar esos bonos que en el argot popular se califica de “chimbos”, deberían emplearse 972 millones de dólares, en el supuesto caso de que se consiguiera un descuento del 70% ¿Tenemos esa plata disponible? Desde luego que no, pues es visto que el Gobierno está dedicado con afán en colocar sus propios bonos y hasta ahora no ha tenido más que un comprador, el IESS, por lo cual los afiliados y jubilados están que trinan y preparan protestas en serio, ante lo cual el Presidente dio una ladina respuesta, al decir que la plata que tiene el IESS constituye un ahorro nacional. Sí, pero pertenece a los afiliados. No es bien mostrenco.

¿Cuál es la estrategia que está aplicando el Gobierno para esta difícil operación? La contraria a la que aconseja una elemental prudencia. En efecto, proclama a los cuatro vientos que va a comprar esos bonos chimbos y con eso demuestra sumo interés en ellos; por lo mismo los valoriza, pues mueve en contra los factores de la oferta y la demanda.

Y, por cierto, todo esto se hace, mientras está en peligro la dolarización, para sostener la cual, “cada dólar se debería destinar a fortalecer el sistema”, según lo sostiene un ex ministro de Finanzas de este gobierno. ¡Ojo con esto, pues corre desde hace largo tiempo la versión de que se está haciendo todo lo posible por justificar la desdolarización.

Por lo menos en este aspecto, hay que exigir prudencia del Gobierno. Da la impresión de que la política electoralista es lo único que lo mueve. No perdamos de vista que cuando declaró que se iba a pagar la deuda ilegítima y luego que se la iba a renegociar, indujo a creer que se está aplicando el juego de los golpes de efecto. No pago… pero sí compro.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: