//
estás leyendo...
Economía Española

Crisis y primavera

Gaitán Villavicencio, Diario Expreso

Diría César Vallejo, “hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡yo no sé! Golpes como del odio de Dios”. Esta licencia poética podría darse hasta en la vida de los individuos, pero no en la existencia de los estados nacionales, como el nuestro. Desde Aristóteles y Demócrito hasta los pensadores políticos actuales, como Bobbio, Dahrendorf, Lechner entre otros, reseñan y destacan cómo los elementos opuestos o contradictorios interactúan en la gestión de la Política, como en la cotidianidad de lo político, provocando rupturas o transformaciones, principalmente, en relación a los grandes procesos históricos, que como en ningún otro caso se suscitan en la actual coyuntura.

Por eso este último editorial, escrito en las postrimerías del 2008 pero para ser publicado a inicio del nuevo año, apunta a ser incluyente, reflexivo y positivo como siempre lo ha sido esta columna aún en los momentos que hemos sido duramente críticos, ya que frente a un futuro incierto y cargado de malos presagios hay la obligación social y moral de ser, sin engañarnos, cabal y frontalmente optimista y propiciador de nuevas situaciones.

La poderosa crisis financiera global, iniciada y producida por los países del norte, que nos aplasta y asusta a todos sin miramientos y ni diferenciación a las economías, que deviene en una recesión expansiva y persistente que afecta, actualmente, de forma creciente y reconocida a toda la región latinoamericana. Que se expresa, principalmente, por la caída de los precios de todos los “commodities” y las dificultades para acceder al sistema financiero internacional. Pero al mismo tiempo que se sienten los efectos de la crisis global en la región latinoamericana se vive una primavera de iniciativas y posibilidades, que destacan nuestra presencia en la escena mundial y nos convierten en el centro de atención de muchos países del sur, como la construcción de una nueva OEA pero sin la presencia imperial de los Estados Unidos, el Banco del Sur, la Unión de Naciones de Sudamérica, Tele sur, la constitución del Ciadi del sur, la Auditoría Integral de la Deuda Pública, el SUCRE como unidad monetaria de cuenta de la región, entre otras propuestas en desarrollo.

En este escenario regional, contradictorio y paradójico, nuestro país también asume medidas duras para protegerse de la crisis del capital “ficticio”, como diría Marx; pero también impulsa iniciativas que deberían tener todo el aval de sus ciudadanos como son la política social asumida, la defensa de la soberanía ante los ataques del para-narcotraficante de Uribe, el no pago de una deuda externa ilegal e ilegítima. No obstante, lo avanzado hay necesidad que el Gobierno introduzca modificaciones en su agenda para dinamizar y fortalecer a la economía real, impulsando más presencia estatal pero con mayor protagonismo societario.

Toca, por una imperativa actitud de protección y supervivencia, que todos los actores sociales y políticos como los agentes económicos cerremos filas con el Estado para minimizar los impactos de la crisis global e impulsemos de manera colectiva los logros de la primavera sudamericana.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: