//
estás leyendo...
Economía Ecuatoriana

El primer empresario

Por Fernando Moncayo Castillo

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española menciona que son cuatro las definiciones de la palabra “empresario”: 1. Persona que por concesión o por contrato ejecuta una obra o explota un servicio público. 2. Persona que abre al público y explota un espectáculo o diversión. 3. Patrono (? persona que emplea obreros). 4. Titular propietario o directivo de una industria, negocio o empresa. Después de escuchar los continuos comentarios que nuestro actual presidente ha realizado refiriéndose de los “empresarios”, me cuesta pensar que una persona pueda hablar tan mal de sí misma dado que tres de las cuatro definiciones de la palabra “empresario” nos dicen que no debería ser llamado nuestro “primer mandatario” sino “nuestro primer empresario”.

Cuando cualquier pueblo del mundo elige un presidente para que lo gobierne durante un tiempo determinado, el procedimiento es casi idéntico a cuando un Directorio nombra al gerente general de una empresa. De hecho, el presidente es el primer empleado del pueblo que lo eligió. De las capacidades y virtudes que tenga el gerente para planificar, dirigir, y controlar los abundantes o escasos recursos de la empresa, basados en un entorno específico, dependerá que el nombramiento sea extendido por un nuevo período. Para todos los seres humanos que hemos tenido que administrar recursos, sean estos del hogar, de la familia, de la cooperativa, de la empresa, de la ciudad, o del Estado, sabemos que es mucho más fácil trabajar cuando estos sobran, pero es en épocas de escasez en donde se ve a los verdaderos empresarios. En el caso de la Empresa Ecuador, se acabó la época de bonanza; con el precio del petróleo en el piso, caídas las exportaciones, menos remesas de emigrantes, y cerradas gran parte de la alternativas internacionales de crédito, el escenario no es muy prometedor. Lo más fácil sería salir de la camisa de fuerza de la dolarización, pero es precisamente ahí donde está el principal reto del primer empresario del país. Es ahora cuando debemos pedirle a nuestro primer empresario que lidere con el ejemplo, que tome la medidas que sean necesarias, y no las más populares dada la cercanía de la elecciones presidenciales de abril de 2009. Será en las próximas semanas donde se deberán tomar los correctivos necesarios para mantener a la empresa a flote. Cuenta todavía con la confianza de la mayoría del Directorio, señor empresario. Actúe de acuerdo a su conciencia, escuche a su equipo gerencial (léase Gabinete), identifique dónde está el problema, analice alternativas, y tome las decisiones más correctas, no las más populares. A los grandes empresarios y gobernantes se los recuerda por sus decisiones en momentos críticos, de los cuales dependerá su historia. Primer empresario, su Directorio, empleados, proveedores, cli
entes y accionistas dependemos de usted.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: