//
estás leyendo...
Gabriela Calderón, SUCRE

Complejo de banquero

Gabriela Calderón

Los ecuatorianos todavía no tenemos un sistema integrado al sistema financiero mundial que nos permita gozar de una gama más amplia de servicios a menor costo. Para ello necesitamos liberalizar el sistema financiero como lo hizo Panamá.

Gracias a su integración (léase liberalización) financiera Panamá es, como diría el Dr. Steve Hanke de la Universidad Johns Hopkins: “un pequeño lago conectado a un océano de liquidez. Cuando las tasas de retorno ajustadas para el riesgo en Panamá exceden a aquellas del extranjero, Panamá se abastece de un océano internacional de liquidez, y cuando las tasas de retorno en el extranjero exceden a las de Panamá, Panamá añade liquidez (crédito) al océano internacional”.

Esto explica por qué Panamá a pesar de haber tenido tremendos déficits fiscales no ha sufrido una crisis financiera (que su moneda sea el dólar desde hace 100 años explica por qué no ha tenido crisis monetarias).

Manuel Hinds, ex ministro de Finanzas de El Salvador, explica que esto no se debe a que EE.UU. tiene un interés especial en asegurar la estabilidad alrededor del Canal de Panamá porque aunque tal vez le pueda interesar aquello, ese interés no tiene por qué obligarle a CitiBank, por ejemplo, a pagar las cuentas del Gobierno panameño si se fuese a dar una crisis financiera. Hinds también dice que tampoco es cierto que a los bancos internacionales les interese proteger a Panamá porque son dueños de gran parte del sistema financiero en ese país. El sistema financiero argentino que de igual manera era en gran parte propiedad de bancos internacionales no fue protegido por ellos en el 2001.

Tampoco se puede decir que solo los extranjeros gozan del sistema financiero internacional en Panamá. Los panameños disfrutan de créditos para vivienda de hasta 35 años plazo con tasas de interés de aproximadamente 7%.

Utilizando cifras del 2005, vemos que mientras los créditos ofrecidos por el sector financiero panameño corresponden a 88% del PIB, en Ecuador esa cifra fue de solo 16,8%; mientras que los flujos de capitales privados equivalen a 56,8% del PIB en Panamá, en Ecuador solo llegaron a 14,2%. Además, los depósitos totales en el sistema financiero de Panamá equivalían a 101,58% del PIB mientras que en Ecuador solo llegaban a 17,81%. Para el mismo año el crédito para el consumo en Panamá equivalió a 20,6% del PIB mientras que Ecuador solo llegó a 3,9% y el crédito para vivienda en Panamá equivalía a 27,25% del PIB mientras que en Ecuador tan solo 1,6%.

¿Ha perdido Panamá su soberanía? Eso pensarán muchos. Pero yo lo veo desde otro punto de vista: ¿Cuándo en Ecuador hemos tenido soberanía financiera? Hasta donde yo sé la historia financiera del Ecuador –que sí ha tenido moneda propia, Banco Central y política monetaria muy intervencionista– es la de ministros de Economía apareciendo como por arte de magia en Washington a mendigar dólares (que siempre vienen condicionados) al FMI.

Al final del día cada ciudadano sabe que no le conviene depositar plata en un sistema financiero controlado por una Junta Bancaria politizada donde no tendrá la seguridad de que sus ahorros estarán ahí el día de mañana o de que estén siendo invertidos bajo criterios técnicos. Si puede hacerlo, va a volver a sacar la plata del país para depositarla en un país con un sistema financiero liberalizado como el de Panamá o regresará al Colchon Bank.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: