//
estás leyendo...
Economía de América Latina

La Moneda (única) que no aparece

Juan Carlos Ortega Murillo

Alguien oyó decir que se escribía un artículo sobre la Unión Monetaria Centroamericana, y de inmediato replicó “¡eso es imposible!”. Ya sea por la falta de voluntad de los gobiernos del istmo o por la simple y llana lentitud de un proceso de integración económica regional que nunca parece concretarse. La creación de una moneda única en el centro del continente americano parece ser el sueño que personas, con características similares e intereses divididos, están convirtiendo en una utopía.

La unión monetaria no tiene puntos negativos. “Por más que le busque no le encuentro lo negativo”, dijo un economista. Incluso el Banco Interamericano de Desarrollo, a través de su presidente Enrique Iglesias, recomendó en noviembre del 2002 la creación de una moneda única para las subregiones (MERCOSUR, Comunidad Andina de Naciones y Centroamérica), como un “arma para combatir la incertidumbre mundial”.

Los gobiernos del istmo y el gobierno de Nicaragua, específicamente, hablan continuamente de la necesidad de integrar a las cinco economías que se cuentan en Centroamérica —aunque con Belice sean seis, y siete si se cuenta a Panamá—, con el fin de tener una posición sólida ante los acuerdos de libre comercio ahora tan en boga. Para Ernesto Leal, Secretario Para Asuntos de Integración Centroamericana de la Presidencia de la República, el presidente Enrique Bolaños ha sido una de las personas que más ha promulgado esta unidad en la región, aunque la oficina dispuesta para el tema esté ubicada, no en la planta baja de la Casa Presidencial, sino en su sótano. Justo al lado del parqueo bajo techo.

Es así que, desde el sótano de la Casa Presidencial, son tratados los temas de integración centroamericana. Y mientras los gobiernos no muestren una preocupación real al respecto, seguirá siendo válida la frase de Leal, en el sentido de que “las condiciones no están dadas para que exista una moneda única en la región centroamericana”.

Etapas

De acuerdo a Leal, para llegar a concretar la presencia de una moneda que circule en Centroamérica y rija sus mercados, se tienen que ir llenando etapas. Entre éstas se cuenta el hecho de que en la actualidad existe una zona de libre comercio imperfecta a lo interno de la región, ya que a muchos productos no se les permite atravesar con libertad las fronteras. Por lo tanto, sólo cuando se dé una verdadera zona de libre comercio se podría implementar una política arancelaria común, lo que serviría de base para la constitución de una Unión Aduanera. “Y hasta entonces podríamos pensar en dar el salto cualitativo hacia la integración monetaria”, explicó Leal.

Esta visión es compartida por el analista de la Fundación Salvadoreña Para el Desarrollo, Mauricio González, para quien antes de llevar a cabo una unión monetaria “lo primero sería propiciar un intercambio más fluido de mercancías, de bienes y servicios”, luego se estimularía la mano de obra, para así dejar las bases de un Mercado Único Centroamericano “en el cual se tengan las cuatro libertades: de trabajo, de bienes y servicios, de productos y de capital”, aparte de armonizar las normas de supervisión financiera, las políticas fiscales y el tipo de cambio, según publicó la revista Lafise Weekly, del 18 de enero de 1999.

De igual manera, Rodolfo Tacsan y Harold Coronado, de la Fundación para el Desarrollo del Comercio Internacional (Costa Rica), sentencian en su estudio Perspectivas de Regímenes Cambiarios Unificados en Centroamérica (2002), que no se cumple “una condición indispensable (para la creación de la unión monetaria), que es la existencia de un mercado único centroamericano”, además de tampoco existir “en la agenda un proyecto políticamente viable que tenga la creación de una moneda única como punto prioritario.

El primer paso

Constituir la Unión Aduanera para diciembre del año 2003 ya es algo muy difícil, pero Ernesto Leal cree que si esta fase de la integración llegase el próximo año, es muy probable que para el 2005 o el 2006 se esté conversando sobre la posibilidad de crear una moneda única para el istmo. “Antes de eso el Consejo Monetario Centroamericano (presidentes del Banco Central de cada país) tendrían que ir madurando la idea, viendo el tema de reservas y otros temas macroeconómicos”.

A esto se podría sumar la necesidad imperante de armonizar las políticas fiscales, ya que de acuerdo a Leal, “ahí podrían haber problemas”, a la vez que países como Honduras y Nicaragua, con los niveles más pobres en la región centroamericana, eleven su calidad de vida y su desarrollo económico, de cara a hacer más viable y factible la integración monetaria.

Por otro lado, el economista y monetarista Silvio Conrado asegura que la Moneda Única para Centroamérica no ha logrado emerger porque cada país, a lo largo de su historia moderna, ha querido “mantener su propio feudo”, a pesar de compartir características culturales y económicas muy similares.

Aunque se han hecho avances en el tema de integración regional, las realidades de cada país han chocado, debido a sus intereses disímiles. Una de las etapas que mayor atraso causó a la unión del istmo, y por ende al nacimiento de una moneda única, fue la de los años ochenta, relató Conrado, pues los conflictos en el istmo eran económicos y bélicos. “Había una gran disparidad de políticas económicas, especialmente políticas monetarias, lo cual hacía prácticamente imposible llegar a una unificación monetaria”.

Aún así, en la actualidad se ha dado un cambio sustancial en los sistemas económicos y monetarios de la región. Conrado ve las políticas monetarias de cada país muy similares hoy en día. Hay una inflación relativamente baja, e igualmente relativa es la estabilidad de la situación cambiaria; “inclusive ya algunos han dolarizado sus economías” y los que no tienen una dolarización oficial de la economía manejan una política cambiaria de libre convertibilidad de la moneda, “lo cual es una condición necesaria para llegar a la unificación (monetaria)”.

Básicamente todos los países están “en una política monetaria que es una política cambiaria”, manteniendo una relativa estabilidad ante el dólar. Unos lo pueden tener oficialmente a través de la dolarización, dice el economista, y otros lo tienen a través del mantenimiento de sus tipos de cambios y sus niveles de reserva.

No obstante, del tema de la integración monetaria se viene hablando desde que se dieron los primeros pasos para la integración centroamericana, lo cual, de acuerdo a las palabras de Conrado “ha chocado con el deseo de cada país de manejar su propio paísito”, su propio feudo.

La pregunta es si esto cambiará mientras se atienda el tema desde el sótano.

Dolarizar no necesariamente es parte del proceso

La Dolarización no es necesaria. Lo que sí exige el proceso de integración monetaria es la vigencia de políticas monetarias parecidas entre los países de la región, “porque es difícil lograr la unificación si cada quien tiene políticas monetarias muy diferentes, con procesos inflacionarios sustanciales, o que estén llevando a movimientos cambiarios muy superiores a lo esperado en una unión monetaria, a lo que se podría sumar la disparidad de políticas económicas en general”, expuso Silvio Conrado, para quien bastaría con que todos los países adoptasen un régimen cambiario y monetario diferente a la dolarización que les lleve hacia la unión monetaria.

Entre tanto, el Secretario de Integración Centroamericana de la Presidencia de la República, Ernesto Leal, aunque tampoco encuentre necesaria la dolarización de las economías centroamericanas de cara a la unión monetaria del istmo, se manifiesta a favor de la adopción del billete norteamericano, pues “es lógico que la moneda que más circula en nuestro país es el dólar y sería lógico que fuera esa” la moneda única del istmo en un futuro.

TLC sin Moneda que dé Fuerza

La región centroamericana negocia un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y, aunque se presenta como región, cada país tiene una voz por separado, en una actitud que refleja su falta de unidad y consenso, debido a los intereses cultivados en cada territorio.

Mucho más beneficiosa hubiera sido su presencia en la mesa de discusiones, si el istmo participara con una sola voz apoyada en una sola moneda.

En este contexto, la unión monetaria “debería de ser un tema prioritario”, asegura Silvio Conrado, “porque en realidad estamos enfrentados en un proceso de libre comercio, de apertura de nuestras fronteras, con la economía más grande del mundo”, donde incluso los mismos Estados Unidos preferirían negociar con una sola voz a nivel centroamericano.

En la negociación de los TLC, la existencia de una moneda única para la región centroamericana ayudaría a “tener una mayor identidad ante Estados Unidos y cualquier otro país”. Además, agrega el economista especialista en asuntos monetarios, “daría ciertas facilidades de poder hacer comercio y transacciones en toda Centroamérica”.

Y en el mismo escenario, de acuerdos de libre comercio, Ernesto Leal expresa que “aquí, o nos integramos nosotros los centroamericanos, como nosotros queramos integrarnos, de la manera que queramos integrarnos, o este mundo globalizado nos va a integrar de la manera que el mundo quiera”. Por lo tanto, lo menos que se puede hacer es darse cuenta que sólo unidos se le puede hacer frente a un mundo cada vez más regionalizado en grandes bloques económicos y comerciales. Y para Leal hay que aprovecharse de que Centroamérica es el tercer socio comercial más importante de América Latina para los Estados Unidos, con un “mercado atractivo” compuesto por casi 36 millones de habitantes.

“¡Eso es imposible!”, vaticinó alguien antes de que empezara este artículo sobre la moneda única en Centroamérica, y seguirá siendo imposible mientras los intereses no sean los mismos entre cinco naciones que componen una región donde las diferencias apenas son notables.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: