//
estás leyendo...
Economía Ecuatoriana

La compra de bonos crea polémica

La caída del precio del crudo, una posible devaluación del dólar y la evidente iliquidez que tendría el Estado en el 2009 no dejan de ser un riesgo para el IESS.

Redacción Negocios

La compra de los bonos del Estado por USD 700 millones le significará al Instituto de Seguridad Social (IESS) un rendimiento del 6%.

Esto equivale a la tasa de interés promedio que actualmente gana el portafolio global de inversiones de IESS y que alcanza USD 5,3 millones.

Las condiciones
Los bonos
emitidos y los que faltan por negociar tienen una tasa de interés fija, que depende del plazo al que se los colocó.
Los papeles negociados están a seis y siete años, con una tasa de interés del 6,5% y del 6,75%, respectivamente.
Los cupones de interés de los papeles de la deuda serán pagados semestralmente.
El pago del capital se efectuará al vencimiento de cada uno de los tramos respectivos.
La emisión de los bonos fue autorizada por el Comité de Deuda, según consta en la Resolución 020 del Ministerio de Finanzas, que tiene el carácter de “secreto y reservado”.

Sin embargo, si solo se analiza el rendimiento de la inversión en el sector público, se aprecia que el interés oscila entre el 7,78% y el 11,50%, es decir, un promedio del 8%, al 28 de noviembre pasado.

Por lo que el interés que pagará el Gobierno por la reciente emisión (USD 350 millones en Quito y USD 350 millones en Guayaquil) está más bien al mismo nivel de las inversiones en el sector privado, que es del 6% promedio.

Édison Ortiz, presidente de la casa de valores Merchant Val, dijo que la tasa de interés del 6% “no es mala”. Según dice, en el sector privado la titularización a cuatro años tiene un rendimiento del 8,5%, pero con mayor riesgo. No obstante, en anteriores gobiernos el IESS ha comprado bonos con tasas de hasta el 18%.

Pero frente a la crisis económica y a las tasas de interés hacia la baja a escala mundial, para el IESS asegurar un interés de 6% a siete años no deja de ser buen negocio. Para Marco Flores, ex ministro de Finanzas, esto no es garantía de que el Seguro Social gane.

La razón: si la inflación en los próximos años supera el 6% del interés fijo, más bien perderá. Lo recomendable, según dice, hubiese sido establecer una tasa variable y asegurar la ganancia.

Otra alternativa para mejorar esta inversión hubiese sido adquirir los bonos a un precio menor que el nominal, añadió Ortiz.

Aunque, Mónica Villagómez, presidenta de la Bolsa de Valores de Quito, confirmó que los papeles se adquirieron a la par, es decir, se pagó por el monto nominal.

En definitiva, la emisión se realizó de la misma forma como se ha hecho históricamente: el Estado simplemente garantizó el retorno de los recursos. Esta es una práctica de más de 30 años y según el presidente Rafael Correa  se trata de las “inversiones más seguras y rentables”.

El Gobierno se comprometió a cumplir con el pago y para ello nombró agente pagador al Banco Central. En otras palabras, será responsabilidad del ex instituto emisor cancelar esta deuda.

Sin embargo, para Alfredo Vergara, ex superintendente de Bancos, el Gobierno no ha dado las  señales adecuadas para que el IESS invierta los USD 1500 millones.

La caída del precio del crudo, la posibilidad de una devaluación del dólar y la evidente iliquidez que tendría el Estado en el 2009 son un riesgo para el organismo.

Para el ex ministro de Finanzas, Marco Flores, “se puede pensar en que el Gobierno  sí pagará los intereses, pero no el capital”.

Por ello, Vergara cree que “el IESS debía asegurarse por lo menos con una carta de intención, en la que el Gobierno se comprometa a pagar de forma prioritaria la deuda con el Seguro”.

Además, está convencido de que el Ejecutivo forzó al Seguro a prestar el dinero con una tasa baja, si se compara con el interés que debería pagar en el exterior.

De hecho, si el Ecuador contrata nueva deuda en el exterior, debería cancelar al menos el 56% de interés, a más de firmar cartas de intención y otorgar garantías adicionales, señaló Flores.

Al ser más barata la deuda interna, a la emisión de USD 700 millones le seguirán otros USD 800 millones, que en total le significarán al Estado un pago anual cercano a los USD 300 millones, entre intereses y capital, durante los siguientes siete años.

Estos dineros se usarán para atender el programa de inversión del Régimen y tratar de cubrir el hueco fiscal del 2009, que según el titular del Servicio de Rentas Internas, Carlos Marx Carrasco, llegaría a USD 5 000 millones.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: