//
estás leyendo...
Economía Mundial

Deterioro económico

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, adelantó que las próximas proyecciones de la entidad revisarán hacia la baja las ya débiles estimaciones de crecimiento para el 2009. Sostuvo que el mundo está cerca de una recesión global, y que la recuperación sólo podría verse hacia fines del próximo año o en el 2010. En efecto, las noticias que siguen fluyendo del mundo industrializado no son buenas. Ni EE.UU. ni Japón ni la Unión Europea dan signos de haber tocado fondo, y menos de una recuperación cercana. A ello se suman ciertas señales de desaceleración en el mundo emergente, particularmente en China.

Las proyecciones de crecimiento para ésta se han seguido ajustando a la baja y hoy están más cerca del 7% que del 10% de los últimos años. El propio Strauss-Kahn sostuvo que el crecimiento de los emergentes, y muy destacadamente el de China, no será suficiente para compensar la recesión de los países desarrollados.

Chile ha tenido una política macroeconómica ordenada en las últimas décadas. Más recientemente, se ahorraron los recursos extraordinarios producidos por el fuerte incremento en el precio del cobre desde el 2004, por lo que el país tiene ahora recursos financieros aproximadamente por los USD 30 000 millones y está en una situación de mayor fortaleza para enfrentar los vaivenes de la economía mundial. Esto no significa que Chile sea inmune a los acontecimientos globales.

La menor actividad mundial ha resentido la demanda por los bienes que se exportan, reduciendo con ello la cantidad exportada y su precio. Las turbulencias financieras también afectan a la economía nacional por una menor cantidad y un mayor costo del crédito. Finalmente, es evidente que hay elementos estructurales propios que dificultan los ajustes internos requeridos en estas circunstancias. Quizás el más importante es un mercado laboral falto de flexibilidad.

En estos casos, los ajustes son más por cantidad que por precio, perjudicando a las personas que, al perder su empleo, tienen dificultades en encontrar nuevos puestos de trabajo. El aumento del desempleo estimado para el próximo año (se proyecta que el número de desempleados llegará a alrededor de 700 000 personas) es, sin lugar a dudas, el efecto más dramático de la crisis.

Las proyecciones de consenso muestran hoy un crecimiento de 2% para Chile en el próximo año. La inversión será particularmente afectada y se estima que tendrá una caída significativa. Hay numerosos e importantes proyectos de inversión postergados; los sectores inmobiliario y de bienes durables ya sienten los rigores de la crisis, y es esperable que tengan un año 2009 complicado. En síntesis, el próximo será un año duro para la economía mundial, y Chile no estará ajeno a las tendencias.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: