//
estás leyendo...
Economía Ecuatoriana

Los bonos globales cayeron de inmediato

Diez puntos perdieron los papeles de deuda de Ecuador. Hay voces a favor y otras en contra.

La decisión de Ecuador de no pagar los 30,6 millones de dólares de intereses de los bonos Global 2012 repercutió de forma inmediata en los mercados internacionales.

Según información de la Bolsa de Valores de Guayaquil, los bonos Global 2012 cerraron ayer en 25,31 puntos para la compra, cuando el pasado jueves la cotización fue de 35,56. En cambio los bonos Global 2030 cayeron de 29,81 (del pasado jueves) a 24,31.

Mientras tanto, la empresa calificadora Fitch Rating anunció que prepara el cambio de calificación de la deuda ecuatoriana para pasarla de CCC, que actualmente posee, a RD si se concreta en la moratoria anunciada.

El director de Fitch Rating, Erich Arispe, dijo que estarán escuchando los reportes de prensa para ver si Ecuador procede a la moratoria y así decidir la calificación.

El país tenía hasta el lunes próximo para cancelar los intereses de los bonos Global 2012, luego que el pasado 15 de noviembre se acogió a la mora técnica que permite el convenio de estas obligaciones.

De acuerdo con información del Banco Central del Ecuador, el país mantiene una deuda de 510 millones de dólares a través de los bonos Global 2012, adicionalmente hay una obligación de 650 millones con los bonos Global 2015 y de 2.700 millones con los Global 2030.

En total, en estos papeles hay una deuda de 3.860 millones de dólares.

Paralelo al anuncio del presidente Rafael Correa, la organización Jubileo 2000 realizó una marcha en Guayaquil desde el parque Centenario hasta la Universidad estatal.

Durante esa marcha, César Sacoto, integrante de la Comisión para la Auditoría del Crédito Público (CAIC), felicitó la decisión gubernamental y aseguró que el Gobierno ecuatoriano no debe temer por las amenazas de los acreedores, porque eso implica renunciar a la dignidad y a la defensa de la soberanía del país.

“No es un problema solamente de cuántos billetes se pagan o no se pagan, es un problema que tiene que ver con la necesidad histórica de ponerse de pie, levantar la frente y empezar a luchar por la dignidad de la nación ecuatoriana”, afirmó Sacoto.

Según el ex comisionado, la suspensión del pago de los bonos globales tiene un sustento jurídico “porque fueron mañosamente contratados, son el resultado de un proceso de fraude que data desde 1992”.

De acuerdo con el informe de la CAIC, esa deuda -que surgió del proceso de sucretización en 1983- prescribió en 1992, pero fueron renegociados en bonos Brady y luego se convirtieron en Global.

Sacoto dijo que, “a nivel internacional, existen las condiciones y los lineamientos jurídicos adecuados para defender la dignidad del país en el derecho público internacional”.

En cambio, Roberto Aspiazu, director del Comité Empresarial Ecuatoriano, lamentó la decisión del Gobierno. “Lo vemos como un problema más en medio de esta coyuntura difícil que estamos atravesando; es una mala noticia para nosotros”, afirmó el representante de los empresarios.

“Para el sector privado significa un agravamiento en el proceso de cierre y condicionamiento de las líneas de crédito internacionales en lo que tiene que ver con el comercio exterior”, aseguró, al tiempo de explicar que los inconvenientes no se presentarán únicamente por el lado del sistema financiero y bancario internacional, sino, además, por el lado de los proveedores.

Explicó que hay proveedores que entregan sus mercaderías con plazos largos (90 – 120 días), sobre todo cuando de trata de una relación comercial que por varios años se veía afianzada, “pero con una coyuntura de esa naturaleza, olvídese, eso va a desaparecer y habrá una exigencia de pago inmediato”. (FLF – LFM)

ANÁLISIS

DR. LEOPOLDO AVELLÁN

Centro de Investigaciones Económicas de la Espol

La decisión va a afectar la liquidez


Definitivamente es un error la forma en que se ha hecho. La decisión es cuestionada porque está tomada sobre la base del informe que elaboró una comisión integrada exclusivamente por el Gobierno. Entonces se declaró la deuda ilegal sin buscar un árbitro que así lo diga, es decir, el mismo deudor declara su deuda ilegal.

La credibilidad internacional que pueda tener esto está comprometida. Además, la decisión es tomada en un momento crítico en el mundo, pues todos los países buscan que el crédito fluya en sus economías para afrontar la crisis financiera internacional, en cambio la medida de Ecuador va en la dirección contraria.

Está claro que esto va a traer un efecto en la liquidez del mercado. La oferta de dólares en la economía va a disminuir, porque la suspensión del pago de la deuda trae incertidumbre. Los capitales no van a ingresar al país, porque las inversiones y los mercados internacionales le tienen alergia al riesgo.

Eso hace más difícil el crédito para todos (sector privado y público) y oscurece el escenario para el Gobierno, porque ahora para cubrir el presupuesto será complicado.

Por eso es que el Gobierno va hasta Irán a buscar recursos, y eso es el reflejo de la necesidad de encontrar nuevos prestamistas. Estamos dando un paso más al aislamiento.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: