//
estás leyendo...
Walter Spurrier Baquerizo

Se desinfla la economía

El Gobierno visualiza la economía conformada de tres sectores: estatal, de las sociedades de capital, y solidario. Los tres sectores exportan, y están impactados por la crisis internacional.

El Estado, por la caída del precio del petróleo.

En la segunda semana de julio exportamos crudo a más de 120 dólares por barril y el Gobierno pisaba el acelerador del gasto público. Este año gastamos a un ritmo de 75 dólares por barril, y se preveía aumentarlo a 85 dólares para el año 2009. Hoy, tan solo cuatro meses después de alcanzar el pico de 120 dólares, el precio cae a menos de la cuarta parte, y se encuentra por debajo de los 30 dólares.

Duro despertar para el Gobierno que impulsó una nueva Constitución que multiplica los beneficios a la población como si las arcas fiscales no tuvieran fondo.

El sector de la economía donde se crea riqueza por la conjunción del capital y el trabajo se encuentra golpeado por partida triple: primero, porque la crisis global se inicia como financiera, y se ha recortado el crédito a las exportaciones; en segundo lugar, porque la crisis ha contaminado la economía real y ha caído la demanda de los productos ecuatorianos, tornándose difícil vender el mismo volumen y al mismo precio. Y como si esto fuera poco, los inversionistas de todo el mundo han puesto su dinero a buen recaudo en bonos del Tesoro de Estados Unidos, con lo que han caído las monedas de las economías de donde han sacado los capitales, entre esas las de nuestros principales socios latinoamericanos, con lo cual las exportaciones de esos países se han abaratado en relación con las nuestras.

Los sectores que producen camarón, flores, banano y otros productos agrícolas para la exportación estiman un fuerte descenso de sus ventas en 2009.

El sector solidario, el de la economía informal, exporta mano de obra, y el país recibe remesas que van directamente al bolsillo de las familias de los emigrantes. Las remesas cayeron el 13% en el tercer trimestre en relación con el mismo periodo del año anterior, una reducción de algo más de 100 millones de dólares, y es de esperar que esta declinación continúe.

Mientras que estas tres fuentes de ingresos de dinero al país estaban en expansión, crecieron los depósitos de los bancos, el medio circulante, el consumo.

De manera repentina, todo esto comienza a revertirse, todos los días sale de la economía más dinero del que entra. Con lo cual bajará el medio circulante, los depósitos de los bancos, la economía dejará de crecer, e incluso puede achicarse.

Esto se veía venir debido a la política económica del Gobierno de inflar la economía a base de la bonanza de los precios del petróleo. Hoy ante las nuevas realidades, el Gobierno ha tomado unas primeras medidas, básicamente la restricción de las importaciones, plantea gravar toda salida de divisas y manifiesta optimismo respecto a la recuperación del precio del petróleo y que vuelva a caer el dólar.

De no concretarse estas expectativas optimistas, el impacto de la crisis será muy fuerte. Bien haría el Gobierno en ir barajando las opciones que tiene para hacerle frente.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: