//
estás leyendo...
Editorialistas de Ecuador

El retorno de Keynes

En filosofía como en teoría social, cuando un paradigma (referente cognoscitivo) dominante de algún exponente de ella ya no funciona y ha caducado, se dice que es “perro muerto”. Se entiende que su propuesta teórica ya no es funcional. Esto se dijo de Hegel, en el siglo XIX, y también del economista inglés John Maynard Keynes desde 1970. 

Este formuló y propuso la teoría y la política económica de la necesidad de la intervención del Estado en la economía. No solo para atender y atenuar las fallas y errores del mercado, sino también porque es necesario regular la acción de los agentes económicos para que los de más poder no devoren a los débiles. Decía que oferta y demanda necesitan ser reguladas para que no hagan lo que quieran sino lo que las necesidades de la sociedad requieren. Keynes elaboró la teoría y propuso las acciones que deben realizar los diferentes Estados para que el mercado no sea “un potro desbocado, que no sabe adonde va”. 

Además, porque como ciego que es, puede llevar a la sociedad, oferentes y demandantes hacia situaciones negativas y contraproducentes, incluso para ellos mismos. Lo que hoy vive EE.UU. es la mejor evidencia. Las ideas de Keynes se hicieron acciones gubernamentales en Estados Unidos, Europa y en el mundo capitalista, en el periodo de la gran crisis económica y depresión, de 1929-1933. Y, como tal teoría y accionar dejaron buenos resultados se las siguieron escogiendo y aplicando en el mundo capitalista. Así se creó un keynesianismo, como corriente económica y keynesianos y neokeynesianos, como sus seguidores y continuadores. 

Desde 1970, cuando por el ascenso de la inflación, el sensato monetarismo devino en dogma y creencia de la ortodoxia económica, pues había alcanzado muchos éxitos, se dijo que Keynes y el keynesianismo eran “perro muerto”. Pues, las ideas y políticas de Friedman eran como el rey Midas. El mundo capitalista las adoró y propagó y los Chicago boys (así se llaman sus creyentes) fueron los top-models del mundo capitalista. Pero desde que se constató que las recetas de esta ortodoxia neoliberal, especialmente en Latinoamérica, resultaron peor que la enfermedad, comenzó un renacer de Keynes, sus ideas y políticas. 

Actualmente, cuando la crisis económica estalla en Estados Unidos, epicentro del mundo capitalista, y amenaza con una severa recesión mundial que afectará a todo el sistema económico, nuevamente se convoca a Keynes, sus ideas y políticas de intervención y corrección de los fallos del mercado. Resurgen como la vía más idónea para atenuar los efectos de la crisis. Especialmente, para impedir que mercado especulativo del mundo bancario y financiero destruyan la economía real. 

Ahora todos quieren el retorno de Keynes. Desde Estados Unidos, Europa y Japón, desde los mercados bursátiles y desde los países latinoamericanos, los diferentes capitalistas le cantan loas y rezan para que Keynes retorne a salvarlos de la hecatombe y desastre que los demonios del neoliberalismo desataron.

paredesw@granasa.com.ec

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: