//
estás leyendo...
Pablo Lucio Paredes

Medidas sin medidas

Medidas sin medidas, El Universo

El Gobierno y los empresarios ya se reunieron, y en una mañana alegre, las sonrisas borraron meses de frustración. Todos alineados. Qué bien, el Ecuador ya camina en una sola dirección. Así debería ser siempre…
Solo me permito ser aguafiestas: ¿hacia dónde caminamos?,  ¿hemos dimensionado la magnitud de la crisis?, ¿y cómo podemos avanzar en medidas sin haber tomado las medidas de la crisis?, ¿lo anunciado guarda relación con el mundo real?

Algunos me responden que no podemos aún  dimensionarla y por eso por ahora solo tomamos medidas livianas. ¿No podemos dimensionarla? Algunos ejemplos a contracorriente: el desempleo en el mes de octubre subió 1%. ¡1%! ¿Es solo temporal? Quizás. Los depósitos del Gobierno en el Banco Central han bajado 120 millones cada semana, nos estamos comiendo los ahorros a pasos acelerados. ¿También es temporal? Y el petróleo cerca de 30 dólares. ¿Y el desempleo en el mundo que crece?
¿Nada es alarmante? Me alegro por el optimismo de otros, yo debo ser el equivocado.

Planteo mi dimensionamiento de la crisis. Remesas: cerca de 1.000 millones de dólares menos. Exportaciones no petroleras y turismo; algo similar. Crédito y capitales externos: otro tanto. Petróleo el doble. Total: una pérdida no menor a 4.000 millones de dólares,  8% del PIB, 15% del ingreso de divisas. A esto se suma que el dólar se seguirá fortaleciendo en el mundo: situarnos por encima de los 2.500 pesos colombianos por dólar es bastante probable. ¿Estoy equivocado y exagerando? Ojalá, nada me haría más feliz que equivocarme, todos estamos en el mismo bote.

Si esa es la realidad,  ¿cuál es el impacto de las medidas anunciadas que suman 100 millones de crédito por aquí, 100 millones de rebajas tributarias por allá? Casi nada, algo de mejoras para los bancos, y la marcha atrás en medidas absurdas tomadas en Montecristi (y así se lo dijo y repitió en esos tiempos) como el impuesto a la contratación de créditos externos o el enorme anticipo de impuesto a la renta. Y a estos parches se suman medidas negativas: la probable suspensión de pago de deuda, el aumento del impuesto a la salida de capitales que retendrá menos capitales (y además anticipa que en los próximos meses ese impuesto subirá a niveles mayores), la ley del fondo de liquidez en manos del ‘Congresillo’ que pone trabas al buen funcionamiento del sistema bancario. ¿Y el ajuste del Gobierno en todo esto?

Quizás el Gobierno tenga razón en su visión de que la crisis es pasajera, no muy fuerte y que en pocos meses seguiremos en el paraíso del socialismo del siglo XXI. Pero si no es así, se nos vienen tiempos duros, y cuanto más tarde lo enfrentemos peor. Cuando el Gobierno se quede sin caja (y al ritmo que señalé esto será muy pronto) se tomará entonces el dinero de los afiliados del IESS y luego de los depositantes bancarios. Y la salida de la dolarización estará en fila, lo que sería un absurdo golpe adicional a los ecuatorianos más pobres…. Es mejor prevenir que lamentar, aún con el riesgo de (ojalá) equivocarme.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: