//
estás leyendo...
Mauricio Pozo

Impactos en el Ecuador

Por Mauricio Pozo Crespo, Tomado de Diario Hoy

La economía de los Estados Unidos está atravesando una de las peores crisis de las últimas décadas. Los conocidos déficit gemelos, uno comercial y otro fiscal, antecedieron a esta coyuntura. Un país que gasta más de los que recibe y que importa más de lo que exporta está permanentemente necesitando recursos para financiar esos desequilibrios. A esto se unen los gravísimos problemas recientes en el sector financiero. Bancos de inversión como Lehman Brothers con una historia de solvencia de más de 180 años que se declara en bancarrota, la quiebra de las principales casas financieras de administración de cartera hipotecaria como Freddy Mac y Fanny Mae, el auxilio requerido por la gigante aseguradora AIG y la absorción de otro monstruo de las finanzas como Merry Lynch por parte de Bank of Amerika configuran un escenario de muy difícil manejo, no solo para la economía estadounidense sino para el resto del mundo. Lamentablemente esto no termina allí, pues la baja actividad de la economía norteamericana hace decaer la demanda de combustibles, lo que unido a otros factores deprime el precio del barril de petróleo con todas las implicaciones de esto para nuestro país.

Más temprano que tarde se empieza a evidenciar la repetida importancia de que un país pequeño y con un amplio nivel de apertura externa, busque blindarse de los vaivenes de la economía internacional. Que baje el precio del crudo, que decaigan los precios de nuestros productos de exportación, que se endurezcan o se cierren las líneas de crédito al país, tanto en el sector público como privado, o que se aprecie el dólar frente al euro y complique nuestras ventas a Europa. Son demasiadas las amenazas externas para un país como Ecuador que inclusive no cuenta con moneda propia y no dispone de política monetaria y cambiaria activa.

Esto quiere decir que es necesario hoy más que nunca que se fortalezca el manejo de la economía a través de una administración disciplinada de las finanzas públicas, que se robustezca el sector externo atrayendo nueva inversión extranjera, promoviendo mayor cantidad de remesas del exterior y evitando que se debilite la balanza comercial. De igual forma, es prioritario que se brinden condiciones de regulación y supervisión bancaria rigurosas pero adecuadas a lo que permita el mercado nacional e internacional. Y, probablemente una de las piezas más importantes, acumular excedentes de recursos para poder aislar, en lo que más se pueda, a la economía ecuatoriana del exterior. Estamos exactamente al contrario: exceso de gasto público que lejos de ahorrar despilfarra todo, mala imagen externa que debilita la atracción de dólares y la interferencia artificial en la determinación de tasas de interés desplazando así a cerca de 1 millón de ex clientes bancarios a la informalidad. Un desastre de manejo económico. ¿Serán las mafias las culpables de esto?

mpozo@hoy.com.ec

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: