//
estás leyendo...
Economistas, Hal R. Varian

Cómo construir un modelo económico en su tiempo libre

Por Hal R. Varian*

La mayor parte de mi trabajo en economía incluye la construcción de modelos teóricos. A través de los años he desarrollado un método de trabajo que es valioso ser descrito a aquellos que aspiran practicar este arte. En realidad el proceso es mucho más complicado de lo que la descripción sugiere, el modelo de investigación que describo es una idealización de la realidad, así como los modelos económicos que invento. Pero probablemente hay una alta conexión con la realidad, lo que hace esta descripción útil, lo cual espero que también sea verdad en mis modelos económicos.

1. Buscando ideas

El primer paso es tener una idea. No es muy difícil hacerlo. La parte complicada es tener una buena idea. El modo de hacer esto es tener muchas, muchas ideas e ir dejando a un lado aquellas que no son buenas.

Pero de donde sacar ideas, esa es la pregunta. La mayoría de estudiantes de postgrado están convencidos de que el modo de hacer esto es leer artículos de revistas especializadas o journals. Pero en mi experiencia los journals no son una buena fuente de ideas originales. Uno se puede perder en las cosas que trae un artículo de journal, como: tecnicismo, profundidad e incluso, la verdad. La mayoría del tiempo lo único se que lograra es tener las ideas de otro. Es cierto que se encuentran cosas sin terminar que se pueden recoger, pero la razón por la que no son terminadas es que probablemente el autor pensó en ellas por un momento y no supo que hacer con eso o decidió que eran muy tediosas para preocuparse de ellas, lo que significa que probablemente usted estará en la misma situación.

Mi sugerencia es diferente: creo que se deben buscar ideas fuera de los journals académicos como en periódicos, revistas, en conversaciones y en televisión o radio. Cuando lea el periódico mire los artículos de economía y luego mire los que no son de economía, porque muchas veces terminan siendo de economía. Las revistas son usualmente mejores que los periódicos porque tratan los temas con mayor profundidad. De otro lado un no muy profundo análisis puede ser mas estimulante: no hay nada como un argumento falaz para estimular la investigación.

Conversaciones, especialmente con gente de negocios, son usualmente muy fructíferas. El comercio es llevado a cabo de muchos modos y muchos de ellos nunca han sido sujeto de un análisis económico serio. Por supuesto que se debe ser cauteloso de no creer todo lo que se oye, los hombres de negocios conocen ciertas reglas que funcionan muy bien en sus propios negocios, pero usualmente no tienen ni idea de donde vienen estas ideas o porque funcionan, y esto es lo que los economistas tienden a encontrar interesante.

En muchos casos las ideas pueden venir de su propia vida y experiencias. Uno de mis mejores trabajos es un artículo que escribí acerca de “Un modelo de ventas”.Alguna vez decidí comprar un televisor nuevo, de modo que busqué los avisos en el periódico para tener una idea del costo. Me di cuenta de que los precios fluctuaban un poco cada semana. Y se me ocurrió de que la pregunta no era, �porque los precios eran algunas veces bajos? (por ejemplo en promociones) sino, �porque eran siempre altos? �Quien seria tan tonto de comprar cuando el precio es alto si todo el mundo sabe que el artículo estará en promoción en unas semanas? Esta gente tiene que existir, porque de otro modo las tiendas no encontrarían beneficioso cobrar un precio alto. Armado con esta visión, estuve en capacidad de generar un modelo de ventas. En mi modelo había dos tipos de consumidores: consumidores informados que leen los avisos y consumidores desinformados que no los leen. Las tiendas venden basadas en una discriminación de precios entre los consumidores informados y los desinformados.

Una vez desarrolle el modelo le pedí a mi asistente de investigación que revisara dos años atrás el Ann Arbor News buscando los precios de televisores a color. Para mi alegría el patrón general de precios era similar al que predecía el modelo. Y sí, me las ingenie para alcanzar un buen precio con mi televisor.

2. �Vale la pena desarrollar una idea?

Asumamos (la palabra favorita de los economistas) que usted tiene una idea. �cómo saber si es buena? La primera prueba es intentar reescribir la idea de modo que un no economista la entienda. Si no lo puede hacer, probablemente no es muy buena idea. Si la puede expresar de modo que el no economista la entienda, posiblemente todavía es una idea floja, pero al menos hay una esperanza.

Antes de intentar decidir si su idea es correcta, debe preguntarse si es interesante. Si no es interesante, a nadie le importara si es correcta o no. Así que intente con algunas personas y vea si vale la pena desarrollarla. �Qué sigue después de que la idea es correcta? �tendrá implicaciones o simplemente sera un punto muerto?. Recuerde que trabajar en una idea en particular tiene un costo de oportunidad, pues podría estar ocupando su tiempo trabajando en otra idea. Asegurese de que los beneficios esperados cubran el costo de oportunidad. Uno de los principales objetivos de la teoría económica es generar claridad sobre problemas no resueltos. La ultima palabra debe ser “Ah! Eso lo explica!” Esto es lo que usted debe buscar, olvidese del “trabajo solido” e intente convertirse en un Mago de Oz

3. No busque en la literatura tan rápido

La primera cosa que los estudiantes hacen es correr a ver la literatura para encontrar si alguien mas ya ha tenido esa idea. Sin embrago, mi consejo es esperar un poco antes de hacer esta búsqueda. En algún momento se tendrá que hacer. Mi consejo es que usted lo hará mucho mejor si trabaja en la idea algunas semanas antes de hacer una búsqueda sistemática en la literatura existente. Hay varias razones para este retraso.

Primero, es necesario practicar en el desarrollo de modelos. De hecho si acaba reproduciendo exactamente algo que ya esta en la literatura, habrá aprendido mucho al haberlo hecho, y se sentirá muy feliz de haber desarrollado algo que ya fue publicado.

Segundo, puede terminar con una aproximación diferente a la ya publicada. Si usted mira algo que alguien mas hizo sus ideas estarán demasiado influenciadas por este punto de vista, es mucho mas probable lograr algo original si se concentra directamente en su idea e intenta desarrollar sus propios puntos de vista.

Tercero, sus ideas necesitan tiempo para incubarse, así que modele tan pronto como sea posible. Cuando lea lo que otros han hecho, estas ideas pueden interactuar con las suyas y producir algo nuevo e interesante.

4. Construyendo el modelo

Saltemos el paso de la literatura por ahora y pasemos a modelar. Afortunadamente todos los modelos económico son muy parecidos. Hay unos agentes económico. Ellos toman decisiones con la intención de lograr sus objetivos. La toma de decisiones satisface varias restricciones de modo que hay algo que se ajusta para poder que las decisiones sean consistentes. Esta estructura básica sugiere un plan de ataque: �quiénes son las personas que toman tales las decisiones? �cuáles son las restricciones que enfrentan? �qué ajustan si las decisiones no son mutuamente consistentes?

Hacerse preguntas como estas pueden ayudar a identificar las piezas del modelo. Una vez se tiene una muy buena idea de cómo lucen las piezas del modelo, se puede pasar a la siguiente etapa. La mayoría de los estudiantes piensan que el siguiente paso es probar un teorema o correr una regresión. No! El siguiente paso es trabajar en un ejemplo. Tome el ejemplo más simple, con un período, dos bienes, dos personas y utilidad lineal, lo que sea para llegar a algo suficientemente simple que le permita ver lo que esta haciendo.

Una vez se tiene un ejemplo, trabaje en otro y en otro. Vea lo que es común en sus ejemplos. �Hay algo interesante ocurriendo en sus ejemplos? Cuando sus ejemplos le hallan proporcionado una idea de lo que esta pasando, solo hasta entonces puede intentar escribir un modelo. El consejo critico es MSE: mantenlo simple, estupido.** Escriba el modelo más simple que se le ocurra y mire si aún exhibe algún comportamiento interesante. Si esto ocurre entonces hágalo aun mas simple.

Hace muchos años di un seminario sobre un trabajo de investigación. Comencé con un ejemplo muy simple. Uno de los profesores del auditorio me interrumpió diciendo que él había trabajado hace mucho tiempo en algo parecido, pero que su modelo era “mucho más complejo”. Yo conteste “Cuando comencé, mi modelo también era complejo, pero continué trabajando en el hasta que lo hice simple!”.

Esto es lo que se debe hacer: trabajar hasta que se vuelva simple. Finalmente el objetivo de un modelo es dar una representación simplificada de la realidad. Einstein dijo una vez “Todo debe ser lo mas simple posible,… pero no más” Un modelo se supone que revelará la esencia de lo que esta pasando: su modelo debe reducirse justamente a aquellas piezas que se requieren para hacerlo trabajar.

Sorpresivamente esto toma mucho tiempo, usualmente hay muchos inicios falsos y frustrantes confusiones. Pero siga trabajando! Si fuese fácil de hacer, ya hubiera sido hecho.

5. Generalizando el modelo

Supongamos que finalmente ha hecho su modelo tan sencillo como sea posible. En este punto su modelo es probablemente demasiado sencillo como para ser de interés: probablemente es solo un ejemplo o caso especial. Pero si ha hecho su modelo lo mas sencillo posible, ahora sera mucho mas fácil hacer la generalización porque se conocen las piezas claves que hacen el modelo trabajar.

Acá es donde su educación como economista es útil. Finalmente podra hacer uso de todas esas técnicas que le enseñaron en la universidad. La mayoría del tiempo cuando fue un estudiante probablemente le enseñaron modelos generales, cosas como: teoría del consumidor y del productor, equilibrio general, teoría de juegos, etc. El profesor probablemente le dijo que estos modelos eran muy generales de modo que podían agrupar muchos casos especiales.

Eso es verdad. En los últimos cincuenta años los economistas han salido con principios y modelos muy generales. Probablemente su modelo es un caso especial de uno de estos modelos generales. Si es así, usted puede aplicar inmediatamente muchos de los resultados del modelo general a su caso especial y todas las técnicas que usted ha aprendido le ayudaran a analizar su modelo.

6. Cometer errores

Este proceso, simplificar para obtener resultados, complicar para ver que tan general es, es bueno para entender su modelo. La mayoría del tiempo que empleo modelando lo hago en este proceso. En este tiempo cometo muchos errores. Como Piet Hein dijo:

El camino a la sabiduría? Es sencillo y simple de expresar:

Equivocarse

y equivocarse

y equivocarse de nuevo

pero cada vez menos

menos

y menos

Este ir y venir al construir un modelo es como esculpir: se comienza picando un poco por acá, otro poco por acá, esperando encontrar que hay realmente dentro del bloque de mármol. He escogido la analogía de la escultura a propósito: como esculpir, la mayoría del trabajo al construir un modelo no consiste en adicionar cosas, consiste en quitarle cosas.

Esta es la parte mas divertida de modelar y puede convertirse en algo realmente excitante cuando la forma de la idea empieza a tomar vida. Normalmente en este punto me encuentro un poco confundido y trato de no alejarme mucho del punto central. Eventualmente, si se tiene suerte, los mecanismos internos de su modelo se revelaran solos: pronto vera el corazón del problema y también entenderá que tan general realmente es el fenómeno.

7. Buscando en la literatura

En este momento si puede empezar a hacer la búsqueda en la literatura. Cuéntele a su profesor lo que ha descubierto, nueve de diez veces le dirán que busque en “American Economic Review de 1983″ o “Econometrica 77″ o en un texto (tal vez uno mío). La mayoría de las veces ellos estarán en lo correcto y usted encontrara “su” modelo, claro que estará mucho mejor hecho, mucho mas detallado y mucho mas claro.

Hey!, nadie dijo que hacer investigación es fácil. En este punto usted realmente aprenderá algo, lea los artículos cuidadosamente y preguntese �por qué no hice algo así? Si alguien mas comenzó con la misma idea que usted y la llevo mas lejos, es bueno saber usted que no hizo para llegar allá.

De otro lado, si realmente siguió el consejo que di anteriormente, el de mantenerlo simple, probablemente usted ha salido con algo que es mucho más claro que el tratamiento actual. O tal vez a encontrado algo mucho más general. Si es así, usted tiene un valioso punto de vista. Regrese donde su profesor y dígale lo que ha encontrado. Tal vez usted tiene un nuevo ángulo para una vieja idea que vale la pena ser explorado. Si es así, felicitaciones, nunca lo hubiera hecho si hubiese ido a la literatura antes.

Tal vez lo que usted ha encontrado no esta en la literatura. Entonces es posible que este equivocado. Tal vez el análisis no sea correcto, tal vez la idea este fuera de foco. En este momento es cuando su profesor puede jugar un papel importante. Si se ha hecho el análisis realmente tan simple como es posible, a) es menos probable que se halla cometido un error y b) cualquier error existente sera mas fácil de encontrar.

Esto nos trae a otro problema bastante común. Cuando se ha trabajado en un problema por varios meses o semanas, se tiende a perder perspectiva. Se esta muy cerca del trabajo para realmente tener una imagen de lo que esta pasando. Esta perdida de perspectiva toma cualquiera de estas formas: primero, se puede llegar a pensar que algo es obvio cuando realmente no lo es. Puede ser obvio para usted, pero es que usted ha estado pensando en ello por varios meses y probablemente no es tan obvio para alguien que no ha estado en su posición.

La otra posibilidad es que usted puede pensar que algo es complicado cuando en realidad es obvio, ha estado vagando en el bosque por el camino mas molesto. Tal vez hay un calmado caminito a solo unos metros y usted no es capaz de encontrarlo.

En este punto hay que buscar opiniones independientes acerca de su trabajo. Hable con su profesor, hable con sus compañeros, con su esposa, con su marido, novia, novio, vecino, la mascota… el que sea, pero que lo escuche. Sabe lo que va a encontrar? ninguno tienen la menor idea de lo que usted esta diciendo (especialmente su mascota). Entonces hay que regresar e intentar encontrar lo que se esta hablando: �cuál es la idea fundamental de mi modelo?

8. Dando una conferencia

Después de haber aburrido a sus amigos, familiares y mascotas hasta la muerte, se debe dar una conferencia. Este es un paso realmente importante: mientras mas pueda hablar de su trabajo, mejor sera el artículo final. Porque una conversación lo forzara a ir al punto. Si quiere que la audiencia lo escuche, tiene que hacer su idea clara, concisa y organizada; la experiencia ganada al hacer esto es importantísima para escribir el artículo.

Yo escucho miles de ideas estúpidas, me pagan por eso. Muchas personas también escuchan mis estúpidas ideas: a mis colegas les pagan por hacerlo y a los estudiantes les hago un examen de lo que escuchan. Pero la mayoría de la gente no tiene porque escucharlo a usted. No tienen que leer su artículo. Ni siquiera tendrán que ojear el resumen a menos que tengan una razón para ello. Esto es un golpe fuerte para la mayoría de los estudiantes. Ellos creen que porque han puesto mucho trabajo y esfuerzo en sus artículos el resto del mundo esta en la obligación de escucharlos. Pues no es así. Herber Simon dijo una vez que la escasez fundamental del mundo es la falta de atención, y mis amigos, es verdad! Hay demanda para la atención de todo el mundo y si usted quiere que alguien le preste atención, hay que darle una razón para que lo haga. Una conferencia es un modo de que se le preste atención, entonces asegurese de explotar esta oportunidad para que la gente lo escuche.

Lo útil de una conferencia es que se obtiene inmediata retroalimentación de la audiencia. Allí el público no tiene que aguantar las cosas que los autores escriben en los artículos, como: estricta prosa, notación compleja y detalles tediosos. Y crealo o no, los lectores tampoco lo aguantan. El truco es usar la conferencia para eliminar esas cosas de su artículo, así, de pronto lo leerán.

Control del auditorio

Muchas personas dicen que uno de sus mayores temores es hablar en publico. Imagino que la mayoría de los profesores también tienen ese problema, pero después de muchos años de dar clases al frente de cientos de alumnos el miedo se va.

De hecho, dar clase puede convertirse en un vicio (mi familia me lo recuerda frecuentemente). Como el matemático R. H. Bing dijo una vez: “Cuando era joven, hubiera preferido dar una clase de matemáticas en lugar de escucharla. Ahora que soy viejo y mas maduro preferiría dar dos clases en lugar de escuchar una.” Dar clase es algo así como comer ostras. La primera requiere algo de coraje, pero después de desarrollar gusto por ellas, es difícil parar de comerlas.

Una conferencia tiene tres partes: la introducción, el contenido y la conclusión. Mi consejo sobre introducciones es simple: no la haga. He visto muchas conferencias arruinadas gracias a una larga, pretenciosa y vacía introducción. Mi consejo es: diga algunas palabras generales sobre el tema y valla al grano directamente: muestre lo que tiene y porque es importante. La explicación para hacer esto es que el auditorio solo recordara unos veinte minutos de su presentación, y usualmente son los primeros veinte minutos. Así que asegurese de dar alguna información útil en ese lapso de tiempo.

En la conclusión el problema mas común es bajar el tono de voz hasta el silencio. Esto puede terminar arruinando una buena presentación. Yo usualmente gasto los dos últimos minutos resumiendo los puntos mas importantes y señalando porque se le debe prestar atención a ello. Después de todo es lo que el publico se quedarán comentando, entonces lo mejor es decirles lo que deben recordar antes de que tengan que hacerlo ellos mismos.

Ultimamente todo el mundo usa proyectores para dar conferencias. El lado malo de ello es que la presentación no es muy espontanea, pero el lado bueno es que se ve organizada. Mi consejo es limitarse a tener una o dos proyecciones para la introducción y una para las conclusiones. De ese modo se vera forzado a llegar a la contribución temprano que tarde. Haga las proyecciones grandes, use letras grandes y no intente decir mucho en cada una.

Dos cosas se deben evitar en la presentación: no deje que la gente se duerma, pero tampoco deje que se excite demasiado. Lo que queremos es que el auditorio escuche lo que se dice. El público no escuchará su mensaje si está dormido pero tampoco lo escuchará si está hablando más de lo que usted habla. En otras palabras no pierda control de su presentación!

La clave para mantener el control es establecer credibilidad lo mas pronto posible. El mejor modo de hacer esto es ser muy detallado con el primer resultado, un teorema, una regresión, un diagrama, lo que sea. Deletree cada aspecto del resultado al máximo detalle de modo que nadie tenga la posibilidad de malinterpretarlo. Cuando se ha hecho esto con seguridad surgirán preguntas como “�se podrá generalizar a n agentes?” “�habrá corregido la heterocedasticidad?”

Si sabe la respuesta a la pregunta, respóndala inmediatamente. Si no sabe la respuesta, o la pregunta esta totalmente fuera de foco, diga “Esa es una buena pregunta! permítame regresar a ella al final” (Por supuesto que nunca lo hará.) Pero no se distraiga, el objetivo de ir con detalle en el resultado inicial es establecer credibilidad.

Una vez que ha presentado sus resultados y esta seguro de que el auditorio ha entendido el punto, puede pasar a las generalizaciones y elaboraciones. Si se ha hecho un buen trabajo estableciendo credibilidad el publico le creerá lo que sea! Por supuesto que no se debe abusar pero es bueno explotar esta fortaleza hasta el final de la presentación. La razón fundamental para comenzar con algo sencillo es que si inicia con un argumento muy fino, será difícil para el auditorio entenderlo y nunca se establecerá credibilidad.

Cuando halla finalizado la presentación tomese unos minutos para escribir algunas notas: �qué fue difícil de entender para la gente?, �qué preguntas me hicieron?, �qué referencias me proporcionaron?. Uno piensa que recordará esas cosas, pero usualmente no. El publico es un recurso muy útil para clarificar sus pensamientos, asegurese de usarlo bien.

9. Planeando el artículo

Casi todo el mundo escribe en computadores hoy en día. Los computadores son magníficos para ahorrar tiempo: de hecho puedo hacer muchas mas cosas de las que hacia antes de usar computadores.

Voy a gastar un poco de tiempo hablando de cómo uso los computadores, no porque sea muy importante, sino porque nadie mas se tomaría la molestia de hacerlo. Yo soy conocido como un maniaco de los computadores, la gente siempre me anda preguntando como los uso, así que en el futuro los dirigiré a este artículo para ahorrarme un poco de tiempo. Sin duda alguna esto sonará terriblemente arcaico en unos años, pero ese es el costo de estar en el borde de la tecnología.

En la actualidad uso un computador UNIX, pero la mayoría de las cosas que diré se pueden aplicar a cualquier otro sistema. Tengo un directorio en el computador llamado artículos y cuando comienzo a trabajar en un nuevo tema creo un subdirectorio (por ejemplo este artículo esta en el directorio artículos/como-trabajo), al crear este directorio creo un archivo llamado notas.txt: allí están algunas idea, una propuesta inicial, etc. Por ejemplo para este artículo tenia comentarios como:

-Leer el periódico

-Simplificar

-Escribir y hablar

-Si no llamas la atención en la primera página, nadie lo leerá

Creo notas como estas cuando empiezo a trabajar en un tema, escribo las ideas iniciales que tengo, usualmente son muy generales. En los próximos días y semanas pego una mirada a las notas, adiciono y reorganizo, pocas veces remuevo material definitivamente, solo lo llevo al final del archivo, porque se pueden utilizar de nuevo.

Después de organizar estas ideas por varias semanas o meses, estoy listo para escribir el primer borrador. Usualmente trato de hacer esto en uno o dos días, para mantener las ideas frescas. Una vez he terminado lo abandono por un par de semanas. Los artículos necesitan añejarse como un buen queso, es cierto que le pueden dar hongos pero el sabor se hace cada vez mejor. Y lo mas importante es que le da al subconsciente la oportunidad de trabajar en el tema, tal vez este saldrá con una buena idea que el lado consciente no tuvo.

Cuando regreso a mi artículo trato de leerlo con la mente fresca, como si nunca lo hubiera leido antes. Difícilmente me gusta lo que leo, y usualmente tengo muchas criticas. En donde tenga que hacer una pausa y pensar “�y eso que significa?” Tengo que reescribir y agregar una mejor explicación o lo que sea necesario para hacer el artículo claro. Cuando termino este proceso tengo listo el primer borrador.

A continuación corrijo este borrador en un sistema de control de revisiones. Esto es un programa de computador que mantiene un registro de las revisiones del articulo. Documenta todos los cambios que se hacen y permite recobrar cualquier versión previa del artículo. Los sistemas de control de revisión son especialmente útiles si se esta trabajando con un coautor, porque permite mantener registro de los cambios que cada persona hace.

Luego repito el proceso, dejo descansar el artículo por unas semanas o meses, retorno a él, lo leo desprevenidamente y lo reviso usando el mismo procedimiento.

Es particularmente útil hacer una revisión después de que se ha dado una conferencia. �Recuerda las notas que aconseje tomar después de la presentación? Siéntese con ellas y con el artículo para revisar las preguntas y las sugerencias que el auditorio hizo. �responde el artículo las preguntas que le hicieron?, �es posible incluir las sugerencias?

Software bibliográfico

Una herramienta muy útil es un software bibliográfico. Consiste de un programa diseñado para administrar una lista de referencias, es una base de datos ordenada en su computador. Se usa una palabra clave para cada artículo como: Arrow70 o Arrowrisk. Cuando se quiera citar el articulo se escribe \cite[Arrow70], el programa busca la referencia correspondiente en la base de datos y la ubica en la lista de referencias al final del artículo.

Yo uso el sistema llamado BibTEX porque trabaja con el sistema TEX. Sin embargo existen muchos otros sistemas que trabajan con otros procesadores de palabras. Es bueno tener el hábito de trabajar con esta herramienta. A través de los años se terminará formando una muy completa base de datos de su área de trabajo.

Pero, �dónde encontrar las primeras referencias? Un modo de hacerlo es preguntar a su profesor, sus compañeros, amigos, etc. Esta es una fuente confiable, pero hoy en día hay una serie de bases de datos en CD que permiten una búsqueda sencilla. Se puede usar el CD del Journal of Economic Literature, escribir algunas palabras claves, como: “discriminación de precios” y se obtiene los resúmenes de artículos de los últimos 10 años que contengan las palabras “discriminación de precios.” Mientras se miran los resultados se encontraran algunos artículos “clásicos.” Cuando se encuentre con estos artículos clásicos, valla a la Social Science Citation Index y busque por los artículos recientes que han citado estos artículos clásicos. Este proceso debe proporcionarle una bibliografía actualizada rápidamente. Usualmente estas referencias se pueden llevar directamente a su propia base de datos.

10. La estructura del artículo

Hay un viejo chiste sobre los artículos académico en economía. Se supone que tienen tres partes. La primera, que todo el mundo la entiende. La segunda, solo un puñado de lectores pueden entenderla. Y la tercera, que nadie la puede entender. Es así como la gente se da cuenta que es un trabajo serio.

El mayor error que los autores cometen en estos días es descuidar la primera parte, la parte que todo el mundo entiende. La introducción es la sección mas importante de un artículo. Se tiene que llamar la atención del lector en la primera página. No importa que tan brillante sea el resto del artículo, nadie lo notara si no lo leen. Y nadie lo leerá si no muestra algo interesante en los primeros párrafos. Si usted realmente sabe de lo que se trata su artículo no encontrara difícil decírselo al lector en un par de párrafos.

Un consejo básico es escribir el artículo tal cual y como usted habla. Valla al grano. Use ejemplos. Hágalo simple. Dígale a la gente porque lo que usted ha hecho es importante. Ponga las partes tediosas en el apéndice. Finalice con un resumen de lo que ha logrado. Si en realidad ha escrito un buen artículo, la gente no tendrá que escuchar su conferencia para saber lo que usted ha hecho, porque lo pueden leer.

11. Cuando parar

Se puede decir que el artículo esta casi listo para ser publicado por la reacción de la gente en las conferencias: dejan de hacer preguntas. (O por lo menos la gente que ha leído el articulo para de hacer preguntas.) Si ha seguido mis consejos ya debió haber resuelto sus preguntas en el artículo.

Una vez se ha presentado el tema, pare. Muchos artículos se extienden demasiado. Anteriormente dije que la gente solo recuerda 20 minutos de su presentación (si se tiene suerte), y solo recuerdan 10 páginas de su artículo. Se debe estar en capacidad de decir todo lo que se quiera decir en esa extensión.

Una vez el artículo esta escrito, puede enviarlo a un journal. No tengo mucho que decir al respecto: Dan Hamermesh escribió un muy buen artículo que describe este proceso mejor de lo que yo lo podría hacer. Todo lo que puedo decir es repetir su consejo de revisarlo minuciosamente antes de enviarlo. Nada molesta mas a un editor que errores de edición, referencias perdidas y una presentación descuidada.

12. Escribiendo un texto

La mayoría de cosas que he dicho han tenido que ver con escribir artículos. Pero quisiera decir algunas cosas sobre otro tipo de escritura que he hecho, textos.

Mi primer texto, Microeconomic Analysis, no fue planeado realmente; simplemente pasó. Cuando comencé mi carrera profesional en el MIT en 1973 me asignaron enseñar el primer curso de microeconomía en el postgrado. El texto, si se puede llamar así, consistía en 20 páginas de notas escritas por Bob Hall, unas 40 páginas de notas de Don McFadden y Sid Winter, y algunos artículos. Las notas no eran muy ordenadas y los artículos eran demasiado avanzados para un primer curso de micro, de modo que escribí mis propias notas para los estudiantes.

El primer año escribí como 50 páginas; el próximo, otras 50; y el siguiente otras 50. Los estudiantes que las usaron fueron magníficos. Las leían cuidadosamente y señalaban los errores, las partes oscuras o difíciles de entender, lo que era demasiado avanzado y lo que era muy simple. Le debo gran parte del éxito del libro al hecho de que halla sido puesto a prueba por el grupo antes de presentarlo a una audiencia mas crítica.

En este período conocí a un ingeniero eléctrico, Richard Hamming, quien había escrito varios libros. El me dio un consejo clave: “reúna los problemas que quiere que los estudiantes estén en capacidad de hacer después de haber leido el libro, y solo hasta entonces escriba el libro que les enseñará como resolverlos”

Este fue un consejo muy importante. Lo seguí hasta cierto punto con el libro de postgrado, pero mas tarde con el de pregrado lo apliqué religiosamente, mas adelante hablaré de ello.

Un día un editor vino a mi oficina y me preguntó: “�usted esta escribiendo un libro?” Le conteste que era una idea muy pretenciosa para un profesor asistente, pero si, de hecho tengo unas notas de clase con las que he venido trabajando por algunos años.

En poco tiempo tuve una buen grupo de editores interesados en mis notas. En 1977 pase un semestre en Berkeley y aproveche el tiempo para afinar tales notas. Para mi sorpresa las notas eventualmente se convirtieron en un libro y termino siendo muy usado. Hice una segunda edición en 1983 y debí haber hecho una tercera en 1987, pero en lugar de ello escribí un texto para pregrado.

Quise escribir un libro para nivel de pregrado porque estaba desilusionado con los textos que había utilizado hasta entonces. Use varios pero no pude encontrar uno que me gustara. Recuerdo que una vez me senté a escribir un examen, pero el libro que había estado usando era tan aburrido, tan simple, que no pude pensar en ningún problema el cual el estudiante pudiera resolver usando las herramientas que había presentado el libro. En ese momento pensé que podría hacer algo mejor.

Por la misma época un estudiante de pregrado tenía un manual de ejercicios escrito por Marcia Stigum, llamado Problems in Microeconomics. El estudiante lo encontró muy útil para entender los conceptos y recordé lo que Hamming me dijo sobre como escribir un libro. Entonces le pedí a mi colega Ted Bergstrom si le gustaría trabajar conmigo haciendo un buen manual de trabajo. Ted creó problemas a medida que iva escribiendo el libro y yo me encargaba de asegurarme que en el libro estaban las herramientas necesarias para resolver los problemas que el se inventaba. Yo también inventaba problemas pero esos estaban directamente relacionados con el libro, el impulso externo impuesto por los problemas de Ted fue muy importante a la hora de darle forma al libro. Si los estudiantes no estaban en capacidad de resolver los problemas, tenia que agregar explicaciones a los temas hasta que pudieran, y si no podíamos inventarnos problemas para ilustrar un tema, posiblemente no era muy importante como para incluirlo en el libro.

Es una pena que los manuales de trabajo sean creados después de un tiempo. Crear un manual debe ser parte integral del proceso de escritura, como lo sugirió Hamming. Quiere que los estudiantes estén en capacidad de usar el material que se les enseña, entonces lo primero que hay que hacer es pensar que quiere que ellos estén en capacidad de hacer. La última moda en temas educativos es “aprender haciendo” pero hasta donde yo sé, ese ha sido siempre el único modo de aprender.

El texto de pregrado terminó siendo también muy exitoso. Y el manual de ejercicios se ha vendido dos o tres veces mas que sus competidores, lo que muestra que todavía hay espacio en el mercado de libros para productos de calidad.

13. Resumen

He dicho que cada presentación, oral o escrita, debe tener un resumen, y supongo que tengo que seguir mi propio consejo. Estos son los puntos que se deben resaltar:

  • Busque ideas en la vida real, no en los journal.
  • Primero haga su modelo tan sencillo como sea posible, después generalícelo.
  • Busque en la literatura mas tarde que temprano.
  • Esboce su artículo después de un seminario.
  • Pare cuando halla dicho lo que quería decir.

Ya he dicho lo que tenia que decir, así que debo parar. Siga adelante y modele.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: