//
estás leyendo...
Editorialistas de Ecuador

Sinopsis del real pensamiento bolivariano

Ángel Duarte Valverde

No solamente los pueblos que fueron liberados del dominio español por las extraordinarias hazañas de Simón Bolívar, sino también los demás pueblos de Hispanoamérica y, en general, del mundo Occidental, perseveran en el reverente culto a la memoria de quien, como muy pocos personajes de la historia universal merece el honrosísimo calificativo de Libertador.

La evocación de la memoria de Bolívar, la evocación de sus vicisitudes y de sus glorias ha sido perenne, especialmente en aquellos países que se beneficiaron con la magna obra del más importante héroe venezolano de todos los tiempos.

Sin embargo, desde la iniciación del gobierno del presidente Hugo Chávez Frías, la utilización del nombre de Bolívar y de todo lo que tiene que ver con su existencia viene siendo objeto de una exagerada idolatría y por qué no decir de una invocación tan reiterada que deviene en manoseo. A propósito de lo indicado antes, recordemos que, por inspiración y decisión del presidente Chávez se ha modificado la denominación de su país al que, oficialmente, se le ha pasado a llamar República Bolivariana de Venezuela.

Desde otro ángulo, los dirigentes del partido político del presidente Chávez han auspiciado la creación de organizaciones populares en varios países de nuestro continente las que se han autocalificado como Bolivarianas y han proclamado su identificación con el modelo político venezolano. Todo lo expuesto nos ha impulsado a referirnos, en apretada síntesis, al pensamiento vivo del Libertador, en orden a que comprendamos qué es el Bolivarianismo.

Durante el denominado “año terrible” en el itinerario de la gesta independentista liderada por Bolívar -1814- el Libertador, refugiado en Jamaica, en su carta “Contestación de un americano meridional a un caballero de esta isla” expresa que “Es una idea grandiosa pretender formar de todo el nuevo mundo una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo. Ya que tienen un origen, una lengua, unas costumbres y una religión, debería por consiguiente tener un solo gobierno que confederarse los diferentes Estados que hayan de formarse…”.

Años más tarde ante el Congreso de Cúcuta, el 5 de octubre de 1821, Bolívar reitera su anhelo de unión de todas las naciones conquistadas y colonizadas por España y le dijo a los diputados allí reunidos: “La Constitución de Colombia será junto con la Independencia el ara santa en la cual haré los sacrificios. Por ella marcharé a las extremidades de Colombia a romper las cadenas de los hijos del Ecuador, a convidarlos con Colombia después de hacerlos libres. Señores: espero que me autoricéis para unir con los vínculos de la beneficencia a los pueblos que la naturaleza y el cielo nos han dado por hermanos”.

La historia consagra a Bolívar como un idealista a tiempo completo que concibió, por primera vez, para nuestro continente, la creación de una “Nación de Repúblicas”, la misma que debería integrarse políticamente con todos los Estados americanos de habla castellana.

Obviamente, el sueño empezó a concretarse con la creación de la República de Colombia, integrada, como sabemos, por las actuales naciones venezolana, neogranadina y ecuatoriana. En este punto no olvidemos, que la República de Colombia creada por el genio del Libertador empezó a identificarse como Gran Colombia después que a fines del siglo XIX, el gobierno de la República de Nueva Granada resolvió cambiar su denominación por la de Colombia; denominación que es la que hasta este momento se mantiene. Consiguientemente, una es Colombia la Grande, la de Bolívar; y otra es Colombia a secas, la de Uribe.

Por todo lo expuesto, al Bolivarianismo tenemos que entenderlo como el proyecto político que procura la unión de todas las naciones hispanoparlantes de América. Por lo tanto es en dicha dirección y no en otra en la que deben y tienen que orientarse las actividades de los denominados grupos Bolivarianos que se han organizado en varios países de nuestro continente.

duartea@granasa.com.ec

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: