//
estás leyendo...
José Samaniego Ponce

Economía seguirá afectada

Por José Samaniego Ponce

Las malas noticias respecto a la evolución de la economía mundial siguen apareciendo en diarios y revistas especializados. Lo que se creía que iba a ser una recesión que duraría solo hasta la primera mitad de este año, parece se prolongará por lo menos durante todo 2009, según la opinión generalizada de especialistas internacionales. El mes que concluye mañana se ha constituido en nuevo hito en esta crisis, pues se revelaron nuevos problemas en el sistema financiero mundial y norteamericano (pérdidas en el UBS y Wachovia e intervención gubernamental en las agencias de titularización inmobiliaria norteamericanas), los indicadores de la recesión en los EEUU fueron más evidentes y el temor por un rebrote inflacionario en los países europeos volvió a aumentar. Esto generó nuevas pérdidas en el valor de las acciones, un mayor debilitamiento del dólar, nerviosismo en los mercados financieros y una alta volatilidad en los tipos de cambio.

Según el FMI, los costos de la crisis financiera (que ya se aproximan a $500 billones) aún no terminan de evidenciarse, por lo que debemos esperar más problemas en este, de por sí, ya debilitado sistema bancario mundial.

El producto bruto en los EEUU, se espera que crezca en el 1,4% anual en este año y se proyecta que lo haga al 1,3% en 2009, según la revista británica The Economist. En la zona del euro, en cambio, en 2008, el PIB crecerá al 1,7% anual y se prevé que crezca en un magro 1,3% en el año siguiente. La producción industrial solo creció en el 0,3% anual en junio en los EEUU, pero cayó en 1,9% en la Eurozona en el mismo mes. Mientras tanto, los precios siguen creciendo: al 5% anual en los EEUU y al 4% en la Comunidad Europea. Con estos indicadores, cada vez es menos probable que el FED aumente la tasa de interés en los EEUU en lo que resta de este año, pero es más posible que el Banco Central Europeo sí lo haga, para cumplir su propósito de reducir las presiones inflacionarias. Los EEUU continúan acumulando un desequilibrio en su comercio exterior de mercancías que ha provocado que el déficit en cuenta corriente se aproxime al 5% del PIB, en tanto que el desbalance del presupuesto federal se estima llegará a significar un 2,5% del producto nacional bruto en el 2008, en el marco de un año electoral en el que aumentan las presiones del gasto.

Los mercados van a continuar volátiles hasta que los precios encuentren un nuevo equilibrio en esta estructura económica mundial cambiante en la que los países emergentes continúan siendo los menos afectados por la crisis (al menos hasta el momento), al tiempo que se van convirtiendo en crecientes protagonistas de un escenario mundial cada vez más integrado entre sí. Para muchos, este proceso puede prolongarse por algunos años más, incluso se habla de que podría durar hasta 2011. Mientras tanto, la incertidumbre, la volatilidad y la inestabilidad limitarán las inversiones con el consiguiente efecto en el empleo en los países y sectores más afectados por la crisis. No es un buen momento para la economía internacional y esto no es bueno para nadie.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: